miércoles, 5 de septiembre de 2018

EFECTOS SECUNDARIOS DE LA SUCRALOSA


Los endulzantes artificiales como el aspartame y la sucralosa podrían tener cero calorías, pero no pueden engañar al cuerpo. Cuando este recibe un sabor "dulce", también espera obtener calorías, y cuando eso no sucede, se producen alteraciones bioquímicas que podrían provocar aumento de peso, disfunción metabólica y otros problemas de salud.


La sucralosa puede destruir su microbioma intestinal

Se ha descubierto que diversos endulzantes artificiales pueden causar estragos de diferentes formas. Por ejemplo, el aspartame tiene una larga lista de estudios que detallan sus efectos nocivos, que varían desde daño cerebral hasta parto prematuro. Mientras tanto, se ha descubierto que la sucralosa es especialmente dañina para el intestino.
Las investigaciones encontraron que la sucralosa:
  • Disminuía en un 50 % la población de bacterias intestinales, y que afectaba más a las bacterias que proporcionan importantes beneficios para las personas (consumir tan solo siete sobrecitos de Splenda podría ser suficiente para dañar su microbioma)
  • Aumentaba el nivel de pH intestinal
  • Se absorbía y acumulaba en el tejido adiposo

El uso regular de sucralosa puede causar daño hepático y más

Otro estudio publicado en línea el 2 de agosto de 2018 en la revista Morphologie, encontró que la sucralosa causaba "cambios definitivos" en el hígado de las ratas tratadas, "lo que indica efectos tóxicos relacionados con el consumo regular". Según estos investigadores, sus descubrimientos sugieren que "la sucralosa debería usarse con precaución para evitar daño hepático".
En otras palabras, el uso regular de Splenda podría dañar el hígado.

Los estudios también han relacionado el consumo de sucralosa con:

Genotoxicidad (daño del ADN) y efectos epigenéticos posiblemente adversos. Según este artículo, el consumo diario aceptable de sucralosa podría ser cientos de veces más alto para poder garantizar su seguridad
Hasta 40 % más contracción del timo
Crecimiento del hígado y riñones
Calcificación de los riñones
Mayor población de leucocitos (células del sistema inmunológico) en el timo y ganglios linfáticos
Migrañas
Alteración de glucosa, insulina, así como en los niveles y respuestas del péptido similar al glucagón tipo 1, lo que podría elevar el riesgo de diabetes tipo 2.
Un estudio publicado en la revista Diabetes Care confirmó que, en comparación con los controles, los pacientes con obesidad que consumen sucralosa experimentaron un mayor incremento en las concentraciones máximas de glucosa en la sangre, mayor incremento en la insulina y una tasa máxima de secreción de insulina, junto con una menor depuración de insulina.
Según los autores, "estos datos demuestran que la sucralosa puede influir en la respuesta glucémica e insulínica de una carga de glucosa oral en personas con obesidad que normalmente no consumen endulzantes que no son nutritivos"
Trastornos en los niveles de la Glicoproteína-P (P- gp), lo que podría provocar que los medicamentos utilizados en la quimioterapia, tratamiento para el SIDA y enfermedades cardíacas sean desviados a los intestinos, en vez de ser absorbidos por el cuerpo

martes, 4 de septiembre de 2018

NUNCA COMA A ESTA HORA DEL DÍA



Durante décadas, la recomendación alimentaria saludable ha consistido en realizar 3 comidas completas al día con pequeñas colaciones entre una y otra.

En la actualidad, la ciencia está señalando claramente las falacias de estas estrategias.

Durante años se ha sabido que debemos evitar comer al menos 3 horas antes de irse a dormir, y ahora 2 estudios recientes destacan los beneficios de cenar temprano u omitir la cena por completo.


Saltarse la cena mejora la flexibilidad metabólica

El primer estudio descubrió que cenar muy temprano, o saltarse la cena por completo, altera la forma en que su cuerpo quema las grasas y carbohidratos, lo que reduce el apetito y mejora la quema de grasas.
Comer durante un período mucho más corto de lo usual puede ayudar con la pérdida de peso. Encontramos que comer en un horario de 8 a. m. a 2 p. m. y proseguir con ayuno diario de 18 horas, mantiene los niveles de apetito mejor nivelados durante todo el día.

Comer a altas horas de la noche aumenta el daño de los radicales libres

Las investigaciones señalan la influencia de su ritmo circadiano, y cómo aprovechar los puntos máximos y mínimos del mismo puede ayudarlo a optimizar su metabolismo. Muchas funciones metabólicas operan en su punto máximo por la mañana y a primeras horas del día, por lo que van perdiendo eficiencia conforme el día llega a su fin y su cuerpo se prepara para descansar y dormir.
Sin embargo, existen otros factores que van más allá. Evitar la comida antes de dormir también lo ayudará a optimizar su función mitocondrial, y esa es la clave para prevenir todo tipo de enfermedades.
En pocas palabras, mientras duerme, su cuerpo necesita la menor cantidad de energía, y si lo alimenta cuando no necesita esa energía, sus mitocondrias terminan creando cantidades excesivas de radicales libres que resultan nocivos.
Por lo tanto, evitar las comidas nocturnas es una manera muy sencilla de evitar que se presente el daño celular – un tipo de daño que de otra manera podría afectar su funcionamiento mitocondrial, disminuir su nivel de energía y finalmente contribuir a todo tipo de enfermedades degenerativas, como el cáncer.

Por qué comer de manera continua es tan perjudicial para su salud

En los últimos años, se ha vuelto cada vez más evidente que su cuerpo no está diseñado para funcionar de manera óptima si se le alimenta continuamente. Si come todo el día y nunca omite una comida, su cuerpo se adapta a la quema de azúcar como su principal fuente de combustible, que disminuye las enzimas que utilizan y queman la grasa almacenada.
Como resultado, puede comenzar a aumentar de peso, y los esfuerzos para perderlo suelen ser ineficaces. Para perder grasa corporal, su cuerpo debe poder quemar grasa. Sin esta flexibilidad metabólica, la grasa se mantiene y ninguna cantidad de ejercicio la sustraerá.
Además, muchos procesos biológicos de reparación y rejuvenecimiento se llevan a cabo mientras ayuna, y esta es otra razón por la cual comer durante todo el día desencadena la enfermedad.

Aminore el riesgo de diabetes y cardiopatía con tan solo cambiar el horario en el que come

Para empezar, el ayuno cíclico es una poderosa forma de mejorar su sensibilidad a la insulina y revertir la resistencia a la misma.
El problema es que la mayoría de nosotros comemos continuamente y nunca ayunamos.
Un estudio de 2012 encontró que los que ayunaban regularmente tenían un riesgo 58% menor de coronariopatía en comparación con los que nunca lo hicieron.
El ayuno regular también se relacionó con niveles más bajos de glucosa y un índice de 
masa corporal más bajo en general.
  • Cenar a las 2 p.m., u omitir la cena por completo, y ayunar hasta la mañana siguiente, combate el aumento de peso al reducir el hambre, aumentar la quema de grasa y mejorar la flexibilidad metabólica para quemar tanto grasa como carbohidratos.

Nuestra recomendación de ayuno intermitente es:

  • Comer en un horario de 8 a.m. a 2 p.m. y proseguir con ayuno diario de 18 horas.