lunes, 9 de abril de 2018

HIERBAS PARA COMBATIR EL ESTRÉS



Su cuerpo tiene dos glándulas suprarrenales que se encuentran localizadas justo sobre cada uno de sus riñones. Estas glándulas secretan más de 50 hormonas, incluyendo a la aldosterona (que ayuda a regular la presión y el volumen de la sangre), cortisol y adrenalina, estas dos últimas se pueden ver afectadas por el estrés.

Las hierbas adaptógenas podrían ser útiles si padece un estrés persistente. Cuatro de los adaptógenos más reconocidos por proporcionar apoyo suprarrenal son la #Ashwagandha, #Rhodiola, #Ginseng (Asia y Siberia) y #AlbahacaSagrada


Ashwagandha
Un poderoso apoyo para balancear las hormonas
La ashwagandha (Withania somnifera) es una hierba nativa de Asia e India, y durante miles de años ha sido una poderosa herramienta en la medicina ayurvédica. Hace apenas 50 años, este miembro de la familia de las solanáceas emergió en Occidente como una poderosa hierba sanadora. En su función como adaptógeno podría:

  • Ayudar a su cuerpo a controlar el estrés al equilibrar su metabolismo, sistema inmunológico y hormonal.
  • Incrementar la resistencia y promover la salud cuando es utilizada de forma regular. En la medicina ayurvédica, la ashwagandha se clasifica como "Rasayana", un tipo de esencia que ayuda a sanar el cuerpo y prolongar la longevidad.
  • Proteger a su cerebro del estrés oxidativo.
  • Sustentar los niveles saludables de colesterol, triglicéridos y lípidos totales, que ya se encuentran dentro del rango normal.
Esta raíz contiene la concentración más alta de ingredientes activos y ayuda a modular el equilibrio hormonal, incluyendo a la hormona tiroidea, estrógeno y progesterona, lo que la hace beneficiosa para las mujeres que empiezan el proceso de la menopausia.
Además, esta raíz disminuye los niveles de cortisol, restaura la sensibilidad a la insulina y ayuda a estabilizar el estado de ánimo.

En el caso de los hombres, la ashwagandha podría ayudar a elevar los niveles de testosterona. Si bien, algunos adaptógenos son estimulantes ocultos, ese no es el caso de la ashwagandha. Podría impulsar su rutina de ejercicios matutina y, cuando es tomada antes de dormir, podría ayudarle a dormir mejor durante la noche.
Recomiendo utilizar solo la raíz de ashwagandha que sea 100 % orgánica, sin rellenos, aditivos ni excipientes, para garantizar su calidad.


Un agente anti-estrés natural
La rhodiola rosea es una planta perenne que algunas veces es llamada "raíz de oro", "raíz de rosa" o "raíz ártica", constituye otro potente adaptógeno conocido por mejorar la vitalidad, ya que ayuda al cuerpo a sustentar la homeostasis y adaptarse al estrés químico, físico y ambiental.
Esta planta tiene un largo historial de uso en la medicina popular tradicional en Rusia y los países escandinavos. Entre sus muchas aplicaciones, se ha demostrado que la rhodiola:

  • Tiene una poderosa actividad antiinflamatoria.
  • Mejora la salud del sistema nervioso y la función cognitiva.
  • Modula la función inmunológica (al estimular una función inmunológica baja e inhibir la función excesiva) y protege contra las infecciones virales.
  • Mejora el funcionamiento sexual masculino y femenino, salud reproductiva y fertilidad.
  • Incrementa el rendimiento atlético y reduce el tiempo de recuperación.

Es importante destacar que la rhodiola ha demostrado ser particularmente útil para el sistema nervioso, además tiene beneficios antidepresivos y ansiolíticos. Al inhibir la monoaminooxidasa, la rhodiola ralentiza la velocidad de degradación enzimática de los neurotransmisores que intervienen en el estado de ánimo y bienestar mental, como la serotonina.

La evidencia señala que la rhodiola podría elevar hasta en un 30 % los niveles de serotonina. En la investigación publicada en 2015 que la comparó con el antidepresivo, sertralina, y se concluyó que la rhodiola era una opción más segura.

Según los psiquiatras que utilizan la rhodiola en su ejercicio clínico, el extracto de esta planta es una "opción viable para tratar la depresión leve a moderada en múltiples casos".

La Rhodiola ayuda a combatir la sensación de fatiga crónica
Los efectos de la rhodiola que estimulan la energía y vitalidad, podrían otorgar beneficios evidentes para las personas con fatiga crónica. Como una ventaja adicional, tiende a ejercer una acción rápida.
Se cree que el mecanismo detrás de estos efectos está relacionado con la capacidad de la rhodiola para modular la liberación de catecolaminas y los niveles de AMP cíclico en el miocardio durante un episodio de estrés.


El ginseng siberiano
fomenta el vigor e incrementa la esperanza de vida
Existen diversos tipos de ginseng, y no necesariamente son intercambiables. En realidad, de las tres variedades principales, solo dos son ginseng:

Ginseng Americano (Panax quinquefolius). Esta raíz de color marrón y nudosa contiene ginsenósidos, los cuales se cree que le otorgan sus múltiples propiedades medicinales. La medicina china, que ha utilizado el ginseng durante miles de años, considera que el ginseng americano es un tónico calmante "agradable".

•Ginseng Asiático (Panax ginseng). Algunas veces es conocido como ginseng Coreano y también contiene ginsenósidos, aunque en diferentes proporciones, en comparación con el ginseng Americano, y es considerado una hierba adaptogénica.
Según la medicina china, el ginseng Asiático es un estimulante "caliente". Al igual que la ashwagandha, esta variedad de ginseng influye en las hormonas tiroideas. Más específicamente, contiene propiedades que impiden la producción excesiva de T3 inversa (rT3). Un estudio que analizó el efecto de las inyecciones de ginseng descubrió que incrementaba saludablemente los niveles de T3 y T4 y disminuía los niveles de rT3.

•Ginseng Siberiano (Eleutherococcus senticosus). El ginseng Siberiano no es un verdadero ginseng y no contiene ginsenósidos. Sus componentes activos se llaman eleuterósidos, los cuales se cree que estimulan al sistema inmunológico.

Sin embargo, al igual que el ginseng Americano y Asiático, el ginseng Siberiano es un adaptógeno que se ha utilizado tradicionalmente para incrementar los niveles energéticos, estimular el sistema inmunológico y prolongar la longevidad.

Asimismo, las investigaciones han demostrado que el ginseng Siberiano proporciona beneficios neuroprotectores, en parte al favorecer la señalización de las células hipocámpicas y microgliales, y existe evidencia que sugiere que podría ayudar a prevenir o ralentizar la pérdida de la función motora relacionada con la enfermedad de Parkinson.

El ginseng Siberiano también tiene efectos antidepresivos leves, y es útil para tratar problemas de insomnio, de comportamiento y de memoria, y ha demostrado mejorar la resistencia durante el ejercicio al optimizar el uso del oxígeno en el cuerpo.

Tulsi
La hierba purificadora
Ell Tulsi, también conocida como albahaca santa, ha sido muy venerado en la India desde hace más de 5 000 años, y valorado por sus múltiples propiedades promotoras de la salud. Se dice que esta hierba purifica el espíritu, cuerpo y mente, y también se le ha apreciado por su naturaleza protectora y estimulante.

Actualmente, existen numerosos productos disponibles hechos a base de Tulsi incluyendo pastillas, té, polvo y aceite esencial.

El té de Tulsi es una bebida rica en antioxidantes con una naturaleza química única y compleja. Contiene cientos de fitoquímicos beneficiosos--compuestos vegetales que no son nutritivos pero tienen propiedades protectoras y promotoras de la salud.

En combinación, estos compuestos tienen propiedades adaptogénicas, y promotoras de la actividad inmunológica, que combaten el estrés, estimulan el sistema inmunológico y fomentan un metabolismo saludable, que incluye apoyar al cuerpo para mantener sus niveles óptimos de azúcar en la sangre.