jueves, 4 de enero de 2018

EL ALCOHOL DAÑA EL ADN DE LAS CÉLULAS MADRE


El consumo de alcohol produce una sustancia química nociva en el cuerpo que provoca un daño genético permanente en el ADN de las células madre, lo que aumenta el riesgo de desarrollar cáncer. El acetaldehído puede romper y dañar el ADN dentro de las células madre sanguíneas, alterando permanentemente las secuencias de ADN dentro de estas células. Esto es importante, porque cuando las células madre sanas se vuelven defectuosas, pueden dar lugar a células cancerosas.

De esta manera el alcohol aumenta el riesgo de desarrollar al menos 7 tipos de cáncer, como el cáncer de mama y de intestino.


La Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer de la Organización Mundial de la Salud clasifica el alcohol como un carcinógeno del Grupo 1, citando "evidencia convincente" de que causa cáncer en humanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario