domingo, 14 de enero de 2018

BENEFICIOS DEL AGUA DE JENGIBRE



Existen una gran cantidad de remedios naturales que nos ayudan a bajar de peso, pero siendo honestos algunos son más poderosos que otros.
Si hasta el momento ya habías probado todo tipo de remedios naturales y ninguno te había funcionado, entonces te daremos a conocer un poderoso remedio a base de jengibre, el cual es muy fácil de preparar y los efectos que proporciona son realmente increíbles.
Los beneficios del agua de jengibre para adelgazar realmente son impresionantes. Con este poderoso tratamiento, podrás quemar fácilmente, grasa de los muslos, caderas y cintura. Además de poder disfrutar de todos los beneficios del agua de jengibre para adelgazar, también podrás ingerir esta poderosa bebida, para combatir otros males de tu salud.

¿CÓMO PREPARAR EL AGUA DE JENGIBRE?

Ingredientes:

  • Algunas finas rebanadas de raíz de jengibre
  • 1.5 litros de agua
  • Jugo de un Limón (opcional)

Método de preparación:

Para preparar agua de jengibre, tan solo tendrás que hervir el agua, y agregar las rodajas de jengibre. Deja que el preparado hierva a fuego lento, durante 15 minutos. Retira el preparado del fuego, deja que se enfríe, cuela, agrega un poco de limón, ¡y listo! Toma un vaso todos los días antes del desayuno y uno antes de la cena.



jueves, 4 de enero de 2018

EL ALCOHOL DAÑA EL ADN DE LAS CÉLULAS MADRE


El consumo de alcohol produce una sustancia química nociva en el cuerpo que provoca un daño genético permanente en el ADN de las células madre, lo que aumenta el riesgo de desarrollar cáncer. El acetaldehído puede romper y dañar el ADN dentro de las células madre sanguíneas, alterando permanentemente las secuencias de ADN dentro de estas células. Esto es importante, porque cuando las células madre sanas se vuelven defectuosas, pueden dar lugar a células cancerosas.

De esta manera el alcohol aumenta el riesgo de desarrollar al menos 7 tipos de cáncer, como el cáncer de mama y de intestino.


La Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer de la Organización Mundial de la Salud clasifica el alcohol como un carcinógeno del Grupo 1, citando "evidencia convincente" de que causa cáncer en humanos.