martes, 4 de octubre de 2016

INTESTINO PERMEABLE


El intestino es la puerta de acceso a la salud. Si el intestino está sano, lo más probable es que tú estás en buena salud. Sin embargo, hay una condición llamada intestino permeable que puede conducir a una serie de problemas de salud.


Un intestino permeable es la condición que ocurre cuando se desarrollan espacios entre las células (enterocitos) que conforman la membrana que recubre la pared intestinal.

Estos pequeños espacios permiten que las sustancias como los alimentos no digeridos, desperdicios metabólicos y bacterias, que debieron ser confinados por el tracto digestivo, escapen por su torrente sanguíneo—de ahí el término síndrome de intestino permeable.

Una vez que la integridad de la mucosa intestinal se ve comprometida y haya un flujo de sustancias toxicas “escapándose” a su torrente sanguíneo, su cuerpo experimenta un aumento significativo de inflamación.

También, su sistema inmunológico podría confundirse y comenzar a atacar a su propio cuerpo como si fuera su enemigo (autoinmunidad).

Muy a menudo, el síndrome del intestino permeable está asociado con la enfermedad de intestino inflamado como Crohn y enfermedad celiaca. Pero incluso algunas personas saludables podrían tener diversos grados de permeabilidad intestinal que conducen a una gran variedad de síntomas de salud—y esto podría estar altamente influenciado por los alimentos que usted elije comer.


¿Qué causa el intestino permeable?

Los principales culpables son los alimentos, las infecciones y las toxinas. El gluten es la causa número uno de intestino permeable. Otros alimentos inflamatorios como lácteos o alimentos tóxicos, como el azúcar y el exceso de alcohol, se sospecha también lo son. Las causas infecciosas más comunes son el crecimiento excesivo de cándida, parásitos intestinales, y el sobrecrecimiento bacteriano intestinal ( SBI ).



Las toxinas vienen en forma de medicamentos, incluidos los AINE, como Motrin y Advil, esteroides, antibióticos y medicamentos que reducen los ácidos. También se pueden presentar en forma de toxinas ambientales como el mercurio, plaguicidas y BPA de plásticos.El estrés y la edad también contribuyen a un intestino permeable. Si sufres de alguna de las siguientes condiciones, lo más probable es que tengas un intestino permeable.


9 Signos de que tienes un intestino permeable

1 . Problemas digestivos crónicos o muy recurrentes tales como gas, hinchazón, diarrea, dispepsia funcional, síndrome de intestino irritable ( SII).

2 . Alergias o asma estacionales.

3 . Desequilibrios hormonales, tales como el síndrome premenstrual o síndrome de ovario poliquístico.

4 . El diagnóstico de una enfermedad autoinmune tal como artritis reumatoide, tiroiditis de Hashimoto, lupus, psoriasis, o enfermedad celíaca.

5 . El diagnóstico de fatiga crónica o fibromialgia.

6 . Problemas del estado de ánimo y la mente, como la depresión, la ansiedad, ADD o ADHD (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad).

7 . Problemas en la piel tales como acné, rosácea o eczema.

8 . Diagnóstico de crecimiento excesivo de cándida.

9 . Alergias alimentarias o intolerancias alimentarias.


Tratamiento del Intestino Permeable

En la práctica de curar un intestino, se tiene que llevar una dieta de eliminación completa, que elimina los alimentos tóxicos e inflamatorios durante un cierto período de tiempo. Además, seguir un programa para sanar el intestino que puede constar de cuatro pasos:

1 . Quitar
Quitar el mal. El objetivo es deshacerse de cosas que afectan negativamente al medio ambiente del tracto gastrointestinal, tales como alimentos inflamatorios y tóxicos e infecciones intestinales.

2 . Reemplazar
Poner lo bueno. Añadir de nuevo los ingredientes esenciales para la digestión y la absorción adecuada, como las enzimas digestivas, ácido clorhídrico y ácidos biliares.

3 . Reinocular
Es de vital importancia restaurar las bacterias beneficiosas para restablecer un equilibrio saludable de bacterias buenas.

4 . Reparación
Es esencial proporcionar los nutrientes necesarios para ayudar a la propia reparación de intestino. Uno de mis favoritos es suplementos de L- glutamina, un aminoácido que ayuda a rejuvenecer el revestimiento de la pared intestinal. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario