miércoles, 13 de abril de 2016

OMEPRAZOL Y LOS RIESGOS PARA NUESTRA SALUD



El exceso de Omeprazol podría producir daños neurológicos e infartos

  • Este grupo de fármacos se asocia con un aumento de hasta un 21% del riesgo de infartos.
  • Tomar diariamente y durante dos o más años antiácidos se vincula con un déficit vitamínico.
  • Si no se tratan los niveles bajos de esta vitamina, puede generar daño neurológico.
  • Los síntomas iniciales de este problema son vagos como la debilidad o el cansancio.

Es el inhibidor de secreción ácida gástrica más utilizado. De venta libre, según un estudio publicado en la revista Journal of the American Medical Association, su consumo prolongado –más de dos años- provocaría diferentes efectos colaterales: conocelos.


El Omeprazol es uno de los inhibidores de la secreción más utilizados para tratar la gastritis y la acidez estomacal. Si bien los médicos lo recetan por períodos breves de tiempo ya que puede generar algunos efectos colaterales, al ser un medicamento de venta libre, los pacientes lo siguen consumiendo sin control y sin tener en cuenta los riesgos que eso puede acarrearles.


Un estudio publicado en la revista Journal of the American Medical Association reveló que la toma prologada -durante dos años o más- está vinculada con un diagnóstico posterior de deficiencia de Vitamina B12. ¿Por qué? Porque la reducción del ácido gástrico impide la normal asimilación de ésta que, a su vez, se ingiere a través de la carne animal. Y es esta falta de Vitamina B12 la que puede derivar en demencia, daño neurológico, anemia y otras complicaciones.


El ácido gástrico es clave, ya que libera esta vitamina de los alimentos, lo que permite que se una a ciertas proteínas. Si el ácido del estómago disminuye, algo que sucede cuando se toman estos inhibidores de la bomba de protones, esa unión no se produce ni tampoco la absorción completa de la vitamina. Ese déficit prolongado, de no tratarse clínicamente, podría derivar en múltiples problemas, como los ya mencionados.


Los investigadores creen que el omeprazol o similares puede reducir la producción celular de óxido nítrico de las células que recubren el endotelio, las paredes de los vasos sanguíneos incluidos los del corazón. Un menor nivel de óxido nítrico se ha asociado con problemas cardiovasculares.

"El óxido nítrico dilata las arterias coronarias. Su disminución genera estrechamiento de los vasos, roturas de la placa de ateroma e infartos. 

Nuestro informe aumenta la preocupación sobre estos medicamentos -de los más recetados del mundo- porque pueden no ser tan seguros como anteriormente se había supuesto.

Esa falsa seguridad es la que lleva a muchas personas a seguir tomándolos años después de que un médico se los recetara. Aquí parece que se usan mucho para la dispepsia, pero para este problema no están realmente indicados. Además, se suele prolongar su uso en una úlcera, no se hacen ajustes de su dosis ni tampoco descansos... Esto hace que a veces, en un uso muy prolongado, al dejarlos de tomar de forma brusca provoquen rebrotes, es decir, un aumento del ácido gástrico.






No hay comentarios:

Publicar un comentario