jueves, 11 de febrero de 2016

LA CARNE ES VENENO, ASESINATO Y POBREZA




Sabes que es comer carne?.

Esperarás a estar irremediablemente enfermo para tomar conciencia?.

Las grasas procedentes de la carne animal aumentan en un 40% las probabilidades de sufrir cáncer. Además, corren un mayor riesgo de padecer enfermedades cardíacas y muchos otros males como infartos, obesidad, apendicitis, osteoporosis, artritis o diabetes, sin mencionar la intoxicación alimentaria. 

La carne contiene grandes acumulaciones de pesticidas, sino, no sería posible mantener el aspecto rojizo durante días considerando la rapidez de putrefacción en un cadáver. Para ello se utilizan nitritos, compuestos altamente cancerígenos, de otro modo, la carne que compras tendría un color entre gris y verdoso. Si fuésemos carnívoros por naturaleza, tendríamos garras y dientes para triturar carne, nuestro intestino no sería excesivamente largo, pues mide 12 veces la longitud de nuestro cuerpo, ya que la carne debe pasar rápidamente por el organismo debido a la velocidad de su putrefacción. Esta información la hemos compartido muchas veces en Luchando por Ellos, y no nos cansamos de hacerlo porque si os informáis, veréis que vuestro aparato digestivo comparte más características con el de una vaca que con el de un león. Aunque la carne tenga proteínas, argumento que utiliza todo el mundo, el excremento también tiene proteínas ¿Y por eso te la comes? Existiendo una diversidad de alimentos más sanos y más ricos en proteínas como las legumbres, los cereales, los vegetales, las setas y su combinación con hidratos de carbono, carece de sentido seguir matando a seres inocentes: No es natural y es muy dañino.


El sistema en el que vivimos siempre nos intentará meter miedo en el cuerpo: Si nos hacemos vegetarianos tendremos carencias, por lo que necesitaremos complementos. Falso. Todas las vitaminas están presentes en otros reinos ¿No te sientes como un caníbal al comerte a los de tu propio reino? Hay cuatro reinos más, por si no lo sabías, y eso de tragarte las vitaminas a través de otro cuerpo que las ha adquirido previamente con su alimentación, suena macabro.

Evolucionemos, veamos la situación de los animales no humanos en las granjas industriales, tratados como máquinas. A los pocos días de haber nacido, a los pollos se les quema el pico con un cuchillo candente, los bueyes y los cerdos son castrados sin anestesia. Todos estos animales pasan sus cortas vidas en lugares abarrotados, llenos de amoníaco, tan hacinados que ni siquiera pueden girar ni extender un ala. Muchos, no pueden respirar aire fresco hasta que se los empuja y se los golpea para meterlos en camiones, darles un horripilante paseo hasta el matadero, con frecuencia a temperaturas extremas, y siempre, sin comida y sin agua. Se cuelga a los animales boca abajo y se les corta la garganta, normalmente mientras todavía están conscientes. Por lo que al comer carne, estás ingiriendo dolor, agonía, la gran explicación por la cual la mayoría de carnívoros u omnívoros resultan agresivos, siendo a su vez cómplices de esa crueldad. Es más, si conserváramos nuestra provisión de cereales y se la diéramos a los seres humanos mal nutridos, en lugar de dársela al ganado, podríamos nutrir fácilmente a todas las personas crónicamente sub-alimentadas del planeta. 

El 90% de la avena, el 85% del maíz y el 80% de la soja producida, se da al ganado, que, siendo herbívoros, sufren trastornos por esta alimentación suministrada. La comida que se ahorraría si todos los humanos consumieran sólo vegetales, bastaría para acabar varias veces con el hambre actual en el mundo. 

Muchos países en desarrollo han expandido su producción animal para la exportación mientras su pueblo padece hambre. Por poner un ejemplo, en Guatemala, cerca de la mitad de los niños menores de 5 años de edad, pasan hambre mientras su país exporta millones de toneladas de carne a los Estados Unidos cada año. 

Un tercio de todos los alimentos básicos consumidos, se emplean en la producción de dietas cárnicas, así como más de la mitad del agua consumida: Una persona que no consume carne, puede ser alimentada con menos del 10% del agua necesaria para un carnívoro. Los desechos de la agricultura animal contaminan las aguas tres veces más que cualquier otra actividad industrial. Las técnicas de cría intensiva necesarias para producir dietas cárnicas han ocasionado la erosión de gran parte de la superficie terrestre. Millones de hectáreas de bosques productivos y diversos tanto en zonas templadas como tropicales, han sido talados y destinados a pastos para el ganado, alterando así ricos ecosistemas, pulmones de nuestro planeta. La carne es el "alimento" más antieconómico, cruel e ineficiente que se puede ingerir, por tanto ¿Qué derecho tenemos a despojar la vida a otro animal, aún innecesariamente? Si los seres humanos resultan seres tan inteligentes, cosa que dudo ¿Por qué no usar la razón para elegir un comportamiento no violento? Resulta prácticamente imposible vivir la vida sin causar algún daño, pero eso no nos autoriza a causarlo intencionadamente, y menos, siendo innecesario. Sólo porque podrías golpear a alguien accidentalmente con tu coche no es razón para atropellar a alguien a propósito, y, si todo el mundo opta por atropellar a los demás ¿Tú también deberías hacerlo? ¿No es más valeroso pensar y ser consciente antes que seguir ciegamente la masa? El asesinato, el maltrato a menores, la crueldad hacia los animales, son conductas inmorales. Hoy día, nuestra sociedad fomenta comer carne, expone por todas las esquinas anuncios de empresas de comida rápida diciéndote lo que tienes que comer, y mientras tanto, las crueldades de las granjas industriales siguen. Todos en algún momento de nuestra vida hemos escuchado: "Es mejor no saber esas cosas", bien, esto es igual a permitir la violación de tu hermana dando tu consentimiento, es igual a dar la aprobación a un asesino para que le introduzca una bala en la cabeza a tu padre, tú estarás en otra habitación, pero estás de acuerdo totalmente. La historia, enseña que la sociedad alguna vez fomentó la esclavitud, el trabajo infantil y muchas otras prácticas que hoy en día son reconocidas mundialmente como erróneas ¿Todavía crees que necesitas carne para sobrevivir? Piénsalo.

Fuente:
SandRamirez.
www.sandramirez.com
www.luchandoporellos.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario