miércoles, 2 de diciembre de 2015

COMO PREVENIR LOS RESFRIADOS



  • La causa es un virus (al igual que en la gripe), pero el frío puede facilitar la bajada de defensas. 
  • Perder el calor corporal lleva a nuestro organismo a un sobre-esfuerzo que afecta a las defensas. 
  • Resfriados y gripes suponen el 50% de enfermedades en vías respiratorias en esta época. 
  • Al estar causados por virus, los tratamientos antibióticos no son efectivos.
El dolor de garganta y el moqueo son generalmente los primeros signos de un resfriado, seguidos por la tos y los estornudos. La mayoría de las personas se recupera en aproximadamente 7 a 10 días. Protéjase y proteja a los demás tomando unas medidas sencillas.



La mayoría de las personas se resfrían en el invierno y la primavera, pero es posible resfriarse en cualquier época del año. Los síntomas por lo general incluyen dolor de garganta, moqueo, tos, estornudos, ojos llorosos, dolor de cabeza y dolores corporales. La mayoría de las personas se recupera en aproximadamente 7 a 10 días. Sin embargo, las personas con sistemas inmunitarios debilitados, asma, o afecciones respiratorias pueden presentar enfermedades graves como neumonía. 

Muchos virus diferentes pueden causar el resfriado común, pero los rinovirus son los más frecuentes. Los virus que causan resfriados pueden propagarse de las personas infectadas a otras mediante el aire y contacto personal cercano. Usted también puede infectarse mediante el contacto con las heces o las secreciones respiratorias de una persona infectada. Esto puede pasar cuando le da la mano a alguien que tiene un resfriado o toca la manija de una puerta con el virus, y luego se toca los ojos, la boca o la nariz.


Cómo protegerse y proteger a los demás:

  • Lávese las manos con agua y jabón frecuentemente. Frótelas durante 20 segundos, y ayude a los niños pequeños a que hagan lo mismo. Si no dispone de agua y jabón, use desinfectantes para manos a base de alcohol. Los virus viven en las manos, y lavárselas de manera regular puede ayudarlo a no enfermarse.
  • Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca con las manos sin lavar. Los virus pueden entrar a su organismo de esta manera y hacer que se enferme.
  • Aléjese de las personas enfermas. Las personas enfermas pueden propagar el virus que causa el resfriado común mediante el contacto cercano con otros.

Si usted tiene un resfriado, debe seguir estos consejos para evitar transmitirle el virus a otras personas:

  • Quédese en su casa mientras esté enfermo.
  • Evite el contacto cercano con otras personas, como los abrazos, los besos y los apretones de mano.
  • Aléjese de las personas antes de toser o estornudar.
  • Tosa y estornude en un pañuelo desechable y luego tírelo, o tosa y estornude en la parte superior de la manga de su camisa; cúbrase completamente la boca y la nariz.
  • Lávese las manos después de toser, estornudar o sonarse la nariz.
  • Desinfecte con frecuencia las superficies que toque y objetos como los juguetes y las manijas de las puertas.

OJO: No existe ninguna vacuna que proteja contra el resfriado común.


Qué hacer para sentirse mejor

No existe cura para el resfriado. Para sentirse mejor debe descansar mucho y beber líquidos en abundancia. Los medicamentos de venta libre pueden ayudar a aliviar los síntomas, pero no harán que se le cure el resfriado más rápidamente. Siempre lea la etiqueta de los medicamentos y úselos según las indicaciones. Hable con su médico antes de darle a su hijo un medicamento para el resfriado de venta libre, ya que algunos medicamentos contienen ingredientes que no se recomiendan en los niños. 

Los antibióticos no lo ayudarán a recuperarse de un resfriado. No son eficaces contra los virus, y si los toma innecesariamente pueden hacer que le cueste más trabajo a su cuerpo luchar contra futuras infecciones causadas por bacterias. Infórmese más sobre cuándo funcionan los antibióticos. 


Cuándo visitar al médico

Debe llamar al médico si usted o su hijo presenta una o más de las siguientes condiciones:
  • Temperatura mayor a 38 °C.
  • Síntomas que duren más de 10 días.
  • Síntomas graves o poco comunes.
  • Si su hijo tiene menos de tres meses de edad y presenta fiebre, siempre debe llamar a su médico de inmediato.
Su médico puede determinar si usted o su hijo tiene un resfriado y puede recomendarle tratamientos que ayudarán con los síntomas.


“Que tu alimentación sea tu medicina, y tu medicina, tu alimento”.

  • La idea es llenar la despensa de alimentos preventivos y así evitar ir a la farmacia en busca de suministro para el armario de los medicamentos.


  • Lo más importante, especialmente cuando hay mucosidad, es eliminar los lácteos. No tomar leche de vaca, yogures, quesos ni mantequilla.
  • Es mejor sustituir el trigo y el arroz por cereales más ligeros como quinoa, cebada, mijo y centeno.

  • Las mejores legumbres son las lentejas rojas y la soja verde (ojo, que no sea transgénica).

  • Las mejores frutas para tomar son: manzana, pera y papaya. 







La canela tiene propiedades antivirales, anti-bacterianas y anti-hongos. La canela lucha contra los virus (como el virus del resfriado y la gripe), inhibe el crecimiento de bacterias dañinas (como e. coli, la bacteria que causa infecciones del tracto urinario) y combate las infecciones. Los estudios muestran que una mezcla de miel y canela cura una gran cantidad de enfermedades, incluyendo el resfrío.

Mezcle una cucharada de miel con 1/4 de cuchara de canela en polvo y tome 2 veces al día durante 3 días para obtener los mejores resultados.

El boldo es una planta que posee muchas propiedades para el organismo y entre ellas tenemos las diuréticas, laxantes, coleréticas, hepatoprotectoras, para tratar el estreñimiento, también tiene propiedades digestivas, antisépticas, sedantes, anestésicas, hipnóticas, expectorantes, antiinflamatorias y carminativas.

El boldo tambien es muy efectivo tratando el insomnio, los mareos, el reumatismo, la cistitis, los dolores de oído, y la prevención de coágulos sanguíneos mediante la dilución de la sangre. Por sus propiedades antibacterianas, también es utilizado en gripes, resfríos, para eliminar lombrices y para enfermedades como la sífilis y la gonorrea.

El Tomillo es una planta aromática y medicinal cuyas propiedade son bien conocidas desde la antiguedad.  Esta planta en extremadamente rica en vitamina C y K. También contiene hierro y betacarotenos. Los polifenoles del tomillo hacen que sea un remedio muy eficaz para la tos y ayuda a combatir los síntomas del resfrío, bronquitis, etc. 

El Laurel es un excelente tónico para el estomago. Y a nivel respiratorio es un excelente expectorante.

El ajo es bueno para combatir los resfriados, y también para muchísimas cosas más. El ajo es un regalo de la naturaleza pues es barato y muy eficaz.

El agua con limón es lo que se conoce como limonada, y desde siempre se ha utilizado para refrescarnos de manera saludable. Pero no solo es un buen refresco cuando el calor más aprieta, sino que además, los beneficios de este cítrico, unidos a los del agua, son un buen aliado en los meses de frío para vencer los rigores del tiempo y evitar los temidos resfriados.  Ojo, sin azúcar.  Se puede endulzar con stevia.

La albahaca es una planta altamente fragante cuyas hojas se utilizan como una hierba de condimento para muchos tipos diferentes de alimentos. La albahaca tiene muchas propiedades medicinales. Las hojas son un tónico para los nervios y agudiza la memoria. Ellos promueven la eliminación de la materia catarral y la flema de los bronquios. Las hojas fortalecen el estómago y inducen a la transpiración abundante. La semilla de la planta es mucilaginosa.

La cebolla posee grandes efectos antiinflamatorios, está repleta de nutrientes que contrarrestan los problemas respiratorios desde la congestión nasal fruto de un resfriado hasta problemas de asma, su acción antibacteriana combate todo tipo de enfermedades infecciosas y ha sido utilizada desde la antigüedad de forma medicinal en muchas culturas.

La lima posee reconocidas propiedades antiescorbúticas y antioxidantes. Tiene un contenido muy elevado de vitaminas C y A y folato. Es también rica en potasio y calcio, y contiene fósforo, magnesio y hierro, además de trazas de setenio, zinc, manganeso y cobre.
El extracto concentrado de zumo de lima ha revelado posibles propiedades antlcancerígenas contra la proliferación de los cánceres de mama y linfático.

Las propiedades medicinales que tiene el cardamomo son antiespasmódicas, digestivas, antiinflamatorias, antimicrobianas, diuréticas y afrodisiacas, también es capaz de eliminar los eructos, flatulencias y los vómitos, es capaz de aliviar dolores de estomago, sanar infecciones de encías y dientes. También estimula el flujo circulatoria sanguíneo hacia nuestros pulmones, también disminuye nuestra presión arterial, además sirve para estimular la desintoxicación de nuestro organismo.

El clavo de olor cuenta con propiedades anestésicas, analgésicas, antiespasmódicas, estimulantes y antibacteriales. También es muy útil para mejorar la salud cardiovascular, ya que posee eugenol, un compuesto increible para prevenir la coagulación de la sangre. Otro de los compuestos del clavo de olor son los flavonoides, los cuales sirven para reducir los niveles de azúcar de la sangre, ademas de servir como anti-inflamatorios y antibiótico.

Jengibre. Los estudios han encontrado que jengibre fresco combate eficazmente los virus respiratorios. Los mismos resultados no se han encontrado en la forma en polvo, por lo que debe utilizar el jengibre en la cocina o té.


8 Remedios Caseros para el Resfriado

Al ser una de las enfermedades más comunes, el resfriado es también una de las dolencias que cuenta con más remedios caseros, la mayoría de ellos transmitidos de padres a hijos. Estos son los mejores remedios caseros para acabar con el resfriado:

1. Vahos de eucalipto y lavanda: De cara a favorecer la hidratación de la mucosa nasal y una mayor humedad en nuestras vías respiratorias podemos recurrir a las inhalaciones de vapor. Para ello, cubriremos la cabeza con una toalla y respiraremos directamente de una infusión que previamente habremos preparado. El eucalipto y la lavanda, al igual que otras sustancias como el alcanfor, el gomenol o la terpina, están especialmente indicados para hacer este tipo de vahos. Es importante, por otra parte, saber que no son aconsejables para tratar a nuestros hijos, pues la excesiva inhalación podría desembocar en problemas bronquiales.

2. Suero fisiológico: Con el objetivo de eliminar las secreciones nasales y también de que mejore la fluidez y se descongestione la nariz, podemos recurrir a los lavados nasales con suero fisiológico. Aunque en ocasiones sea difícil de administrárselo, son muy útiles en niños pequeños y en bebés, pues nos ayudarán cuando estén mamando o tomando el biberón. Además, son especialmente recomendables para adultos en casos de gran congestión nasal, pues ayudarán a que respiremos mucho mejor.

3. Gárgaras: Ante la irritación excesiva o la sequedad de garganta, es muy útil recurrir a las gárgaras de agua con sal; o de agua, limón y miel. Aliviarán la molestia de forma considerable.

4. Jarabe de cebolla y laurel: Para elaborar este jarabe trocearemos una cebolla y la herviremos en un litro de agua con unas cinco cucharadas de azúcar integral. Una vez haya espesado y se haya convertido en una especie de jarabe, añadiremos el laurel y lo mantendremos a fuego lento hasta que espese por completo. Tras colar la infusión deberemos conservarla en la nevera y tomar cada día unas 3 ó 4 cucharadas soperas.

5. Ajo y limón: Aunque sea un poco desagradable, es recomendable tomar durante unos cuatro días un diente de ajo partido a la mitad (como si fueran dos pastillas) junto con el zumo de tres limones.

6. Zumo de limón, miel y agua caliente: Un buen remedio para tomar antes de acostarnos es el clásico preparado de limón, agua caliente y miel.

7. Infusión de jengibre: Para preparar una infusión de jengibre que tenga éxito en los cuidados de nuestro catarro debemos utilizar una rodaja de jengibre, una ramita de canela, cuatro clavos y un cuarto de limón. Una vez ese preparado comience a hervir le añadiremos un poco de nuez moscada. Quizás el sabor no sea el más adecuado, pero es uno de los remedios más caseros más utilizados para enfrentarse al resfriado común.

8. Baños: Además de las propiedades relajantes, en algunos casos los baños también tienen propiedades curativas. Para efectuar el baño de pies en mostaza tendremos que sumergirlos durante 10 ó 15 minutos en un recipiente en el que previamente habremos preparado una infusión de agua caliente y una cucharada de mostaza en polvo. Por otra parte, un baño aromático nos relajará y hará que algunos de los síntomas del resfriado remitan. Dicho baño lo elaboraremos añadiendo al agua caliente un par de gotas de tomillo, otro par de eucalipto y tres gotas de limón. Tomaremos el baño y dejaremos que al inhalar los vapores éstos actúen en nuestro cuerpo.







No hay comentarios:

Publicar un comentario