martes, 10 de noviembre de 2015

ENFERMEDADES ARTICULARES INFLAMATORIAS

La salud es una de las condiciones que no quisieramos perder nunca pero que muchas veces solo la valoramos hasta que nos hace falta. La definición de la Organización Mundial de la Salud es “Estado completo de bienestar físico, mental y social y no solamente la ausencia de achaques o enfermedades”. Como habrán visto toman en cuenta a los 4 factores que interactúan en el ser humano y que la afectación en cualquiera de ellos puede repercutir en los otros y que son Físico, Psicológico, Emocional y Espiritual.



Conociendo a lo que nos referimos con salud podemos dividir a las causas de todas las enfermedades en 4 condiciones:

1.- Demasiadas toxinas en el cuerpo (que entran en demasía o no salen en forma apropiada).

2.- Deficiencias nutricionales ( inapropiada calidad y/o cantidad )

3.- Exposición y afectación negativa por caos electromagnético ( la más debatible y difícil de valorar pero siendo muy conocido que el cuerpo humano es energía ¿Porqué no podemos enfermarnos por falta de energía?

4.- Estrés emocional y atrapamiento mentales. Igual que lo anterior. No podemos demostrar hasta donde nuestras enfermedades físicas tienen este origen pero les podemos asegurar que más de lo que somos capaces de imaginar. Si los científicos dicen que solo usamos menos del 20% de la capacidad de nuestro cerebro ¿Que no podrá hacer el otro 80%?

El proceso natural de envejecimiento y/o degenerativo acelerado se debe a múltiples factores siendo principalmente hereditario, del medio ambiente, emocional, enfermedades asociadas, ejercicio, etc… pero principalmente y uno que es totalmente nuestra responsabilidad es la alimentación, y lo mencionó Hipocrates desde hace siglos, y con el avance de la ciencia se ha demostrado en forma convincente.



Si padece de una enfermedad articular degenerativa o inflamatoria crónica (rupturas discales, musculares y tendinosas, artrosis, artritis, Fibromialgia) le recomendamos hacer los algunos cambios en su vida ya que probablemente lo que sufre sea solamente la consecuencia del acumulo de malos hábitos durante muchos años y si quiere iniciar un proceso de reparación y mejoría por ahí es donde debe empezar y no querer con medicina ocultar el aviso de su organismo de que requiere mayor atención.

En las recomendaciones para mejorar debiera hablar más de los factores no físicos pero creo que eso compete a otras especialidades sin embargo solo me gustaría resumirlo en el libro del Dr. Miguel Ruiz de los 4 acuerdos:


* Hablar impecablemente

* No tomar nada en forma personal

* No llevarse por suposiciones

* Hacer siempre el máximo esfuerzo



Respecto al cuerpo físico que es el motivo por el que los pacientes acuden con nosotros les podemos dar las siguientes recomendaciones:

1.- Hacer ejercicio en forma regular. De preferencia no impacto, no brinco y no salto. Lo ideal son ejercicios en alberca y caminar así como estiramientos de tronco y extremidades. Si su cuerpo se lo permite le puede añadir el ejercicio que guste siempre y cuando no incremente las molestias habituales que presenta.

2.- Bajar de peso. El no padecer Obesidad no es garantía de no padecer de las articulaciones pero si consideramos que la Columna y Rodilla son los amortiguadores del cuerpo entre menos carga les pongamos es mejor a largo plazo.

3.- Tomar una cantidad mayor a 2.5 litros de agua

4.- Evitar los azúcares al máximo. También los edulcurantes artificiales como Aspartame, sucralosa, Splenda, etc… Se recomienda Azúcar mascabado y Stevia aunque de preferencia lo menos de azúcares posibles.

5.- Dejar el uso de tabaco así como restringir el consumo de alcohol.

6.- El estreñimiento es una causa común de varias enfermedades. Sugerimos que si lo padece se ponga en manos de su médico de confianza. Si es muy severo una buena opción son los lavados colónicos que son diferentes a los enemas y laxantes.

7.- Ingesta de comida variada con preferencia en el consumo de vegetales y frutas y si se puede orgánico mejor. Incrementar el consumo de frutos secos y certeales integrales. Reducir consumo de carnes rojas, quesos, grasas, harinas refinadas y comida chatarra.

8.- Ingesta de Suplementos y Vitaminas del tipo natural. Sugerimos el consumo de Omega III, Vitamina A,C,D y E, Condroitina con Glicosamina, Colágeno.



La Salud no es fruto del azar o de la suerte, se puede aprender a tener buena salud.




Y una lista de alimentos que debes evitar...

¿Sabías que muchas enfermedades conllevan a la inflamación de los órganos u otras partes del cuerpo? Por ejemplo, todas las enfermedades que terminan en "itis" esconden procesos inflamatorios: sinusitis, artritis, faringitis, diverticulitis, conjuntivitis, celulitis, etc.

Además de aliviarlas con antiinflamatorios, analgésicos y otros medicaments convencionales y suplementos naturales, en este artículo te explicamos cómo puedes reducir la inflamación eligiendo alimentos que precisamente tienen propiedades antiinflamatorias. Descubre las propiedades de la cúrcuma, la cebolla, el brócoli, la papaya, la col o el té verde, entre otros.

Privilegia en tu dieta los siguientes tipos de alimentos:


Alimentos ricos en Omega 3.

Alimentos ricos en antioxidantes.

Alimentos ricos en fibra.

Especies que contienen sustancias antiinflamatorias.



De manera general los siguientes grupos de alimentos son antiinflamatorios:


Frutas

Verduras

Cereales integrales

Frutos secos

Legumbres

Especias (jengibre, cúrcuma)

Aceite de oliva extra virgen



15 Alimentos que debes incluir en tu dieta diaria:



Esta especia, también conocida por sus beneficios antioxidantes, anticancerígenos y antidepresivos, es uno de los alimentos más antiinflamatorios que encontramos. Su componente curcumina es altamente antiinflamatorio, por lo que se recomienda a personas que sufran dolores, reumatismo, fibromialgia o fatiga crónica, etc.



Podemos tomarla en forma de extracto, cápsulas o comprimidos, o bien incluyéndola en nuestros menús diarios.

En este caso debemos saber que la cúrcuma da un poco de sabor y bastante color amarillo a las recetas, pero la podemos incluir tranquilamente a todo tipo de sopas, cremas, guisos, arroces, pasta o salsas. Y además, también la podemos añadir a postres como pasteles, batidos, flanes, natillas, etc. La dosis recomendada sería, aproximadamente, de una cucharada de postre diaria.



Ingerido en forma de suplemento reduce la inflamación intestinal. Sus propiedades suprimen la síntesis de prostaglandinas (que produce dolor) de una forma muy similar a los fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINES).






Como las espinacas, col rizada, brócoli y la col tienen un elevado contenido de vitamina E, y una de las principales funciones de esta vitamina es la de proteger al organismo contra moléculas pro-inflamatorias denominadas citocinas.





Estas hortalizas actúan de forma parecida a los medicamentos para el dolor como el ibuprofeno desactivando las vías que dan lugar a la inflamación.

La cebolla es rica en minerales como el calcio, el magnesio, el cloro, el cobalto, el cobre, el hierro, el fósforo, el yodo, el silicio o el azufre, entre muchos otros, y también contiene las vitaminas A, B, C y E. Pero lo que más destacamos son un flavonoide antioxidante que contiene llamado quercetina y un polifenol antioxidante conocido como antocianina. Estos componentes previenen la oxidación de ácidos grasos, ayudan a eliminar los radicales libres que reducen de manera importante la inflamación de todo el cuerpo.


Cereales integrales

Una de las grandes diferencias entre los productos integrales y los refinados es su contenido de fibra. Asimismo, una dieta rica en fibra (no excesiva) ha demostrado que reduce los niveles de la proteína C reactiva, producida por el hígado; indicadora de inflamación en sangre. Además los productos integrales suelen tener menos azúcar añadido.



Bayas

En general todas las frutas pueden ayudar a combatir la inflamación por su contenido alto en antioxidantes, pero las bayas han demostrado tener propiedades antiinflamatorias muy importantes, posiblemente debido a las antocianinas (que tienen un elevado poder antioxidante). Por ejemplo, el extracto de frambuesa ayudó a prevenir el desarrollo de artritis en animales y los arándanos pueden ayudar a combatir la inflamación intestinal y la colitis ulcerosa. Además las mujeres que consumen más fresas tienen niveles más bajos de la proteína C reactiva en sangre.




Cerezas

Esta fruta es la que mayor contenido antiinflamatorio tiene y, al igual que las bayas, tiene un alto contenido de antocianinas.






Piña

Es un potente antioxidante y es rica en fibra. Además contiene bromelina, una enzima con acción antiinflamatoria, antitumoral y antiedematosa. Tambien ayuda en el proceso digestivo, mejora el sistema circulatorio y la salud cardiovascular.





Frutos secos

En particular las almendras, que son ricas en fibra, calcio y vitamina E; pero general los frutos secos contienen un alto contenido de antioxidantes que pueden ayudar al organismo a luchar y reparar cualquier daño causado por una inflamación.






Soja o Soya

Su alto contenido en isoflavonas puede ayudar a disminuir los niveles de la proteína C reactiva en la mujer. También tiene un efecto beneficioso en la salud de la próstata. Pero es muy importante evitar productos que contengan soya altamente procesada, que no aportan ninguno de estos beneficios, y por lo general vienen combinados con aditivos, colorantes y conservantes.



Pimientos

Este vegetal, de diferentes variedades y colores, contienen una alta cantidad de vitaminas antioxidantes. Los pimientos picantes como el chile y la pimineta de cayena son ricos en capsaicina, que reduce el dolor y la inflamación.






Tomates

Al igual que los pimientos, los tomates pueden ayudar a reducir la inflamación y es un alimento rico en licopeno, que ayudar a reducir la inflamación, sobre todo en los pulmones.







Betabel o Remolacha

Sus múltiples propiedades antioxidantes han demostrado que reduce la inflamación, al igual que protegen contra el cáncer y los problemas cardiovasculares gracias a su contenido en fibra, vitamina C y betalaínas (pigmento natural con alto contenido antioxidante).





El aceite de oliva extra virgen contiene un compuesto llamado oleocantal que le da su sabor característico y ha demostrado tener un efecto similar a los analgésicos en el cuerpo. tiene un poder antiinflamatorio importante.




Col
La col, igual que la cebolla, también contiene quercetina, por lo cual también la destacamos como verdura antiinflamatoria. Especialmente recomendada para combatir las inflamaciones intestinales, ya que también tiene propiedades antiácidas y es rica en vitamina C. Podemos tratar problemas como la diarrea, las úlceras, la diverticulosisla diverticulitis.

Además, la col tiene la gran ventaja de que también funciona tópicamente. Si queremos aliviar una inflamación en las articulaciones, la espalda o el vientre, pondremos agua a hervir, meteremos una hoja grande de col verde unos 30 segundos en el agua, la sacaremos y la aplicaremos directamente sobre la zona dolorida. La dejaremos actuar unos minutos.



Brócoli
Y la tercera verdura que contiene quercetina y que destacamos en este artículo es el brócoli, no sólo por ser antiinflamatorio sino también porque es un alimento anticancerígeno, alcalinizante y muy antioxidante.

Para disfrutar de sus beneficios tenemos que evitar cocinarlo en exceso, permitiendo que mantenga su color verde y que tu textura sea firme. Lo podemos cocinar por ejemplo al vapor.



Té verde
Esta excelente y tradicional bebida medicinal es rica en antioxidantes y flavonoices, que ayudan a reducir la inflamación. Recomendamos tomarlo fuera de las comidas, especialmente si sufrimos aemia, ya que dificulta la asimilación del hierro que contienen los alimentos.

También deberíamos elegir un té verde de calidad, a ser posible ecológico. Lo podemos tomar en infusión o comprimidos.

Potenciaremos sus efectos antiinflamatorios si lo combinamos con un poco de jengibre en polvo y lo endulzamos con estevia.


Otros alimentos con propiedades antiinflamatorias:

Alimentos ricos en ácidos grasos omega 3, semillas y aceite de lino.

Especias que contienen sustancias antiinflamatorias: Romero, Orégano, clavo, etc.

Hierbas con propiedades antioxidantes: Boswellia, Corteza de sauce, Matricaria, Uña de gato, etc.


REGLA DE ORO

Si un alimento contiene harina y/o azúcar u otro edulcorante químico será sí o sí PRO-INFLAMATORIO.



ALIMENTOS QUE DEBES EVITAR

Alimentos con grasas trans.



Huevos.

Colorantes y aromas artificiales.


Potenciadores de sabor (Glutamato).

Aceites y grasas parcialmente hidrogenadas.

Aceite de maiz, Aceite de girasol, Aceite de soja.

Alimentos fritos y con sal (chips, botanas, galletas saladas).

Los alimentos ricos en azúcar y almidón son opciones pobres nutricionalmente, que no solo te harán subir de peso, sino que también te harán verte más viejo de lo que eres y favorecen la inflamación, por ejemplo:

Pan blanco (todos), harina refinada (todas).

Bolleria industrializada.

Maíz y harina de maíz industrializado.

Arroz blanco y arroz instantáneo.

Cereales para el desayuno (todos) industrializados (si, a pesar de todos los comerciales que ves en la tele de lo saludables que son).







No hay comentarios:

Publicar un comentario