miércoles, 21 de octubre de 2015

EN MEDIO DE EPIDEMIAS DE DIABETES Y OBESIDAD, BAJAN IMPUESTO A LOS REFRESCOS



El día de ayer, la Cámara de Diputados avaló la reducción del impuesto a los refrescos de un peso por litro en un 50 por ciento, con lo cual el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) quedó en sólo 50 centavos. Todo ello como parte de la Miscelánea Fiscal 2016. 

México es uno de los países que más consume refrescos, principalmente producidos por Coca-Cola y PepsiCo, y en el 2013 se convirtió en el primer mercado grande en aplicar un impuesto a las bebidas con alto contenido calórico como una forma de combatir el combate a la obesidad y la diabetes en el país, enfermedades que han alcanzado proporciones epidémicas.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Pública, el 70 por ciento de los adultos mexicanos padece sobrepeso u obesidad, mientras que somos el país número uno en obesidad infantil de acuerdo con la UNICEF, y uno de cada tres adolescentes mexicanos es obeso.

Por otra parte, la diabetes es la segunda causa de mortalidad en nuestro país, sólo por debajo de las enfermedades cardiovasculares, y es padecida por el 15 por ciento de la población.

La iniciativa, aprobada con 423 votos a favor, 33 en contra y cero abstenciones, contempla gravar a las bebidas con hasta 5 gramos de azúcar añadido por cada 100 mililitros, lo que representa seis cucharadas de azúcar en una botella de 600 mililitros, cuando la ingesta diaria recomendada por la OMS es de máximo 12 cucharadas diarias.

Una vez que los legisladores discutan las reservas particulares de cada diputado, el paquete fiscal será enviado al Senado.

La decisión de recortar el gravamen fue defendida por el Partido Acción Nacional, cuyo coordinador, Marko Cortés negó que la medida fuera promovida bajo presiones de las refresqueras y argumentó que el objetivo final no es beneficiar a esas empresas, sino fomentar que el consumidor de refrescos deje de comprar bebidas con mayor contenido de azúcar y opte por refrescos light.  


Esta medida se toma pese a que las ventas de la embotelladora más grande de América Latina a penas y se han visto tocadas por el efecto del impuesto. De acuerdo con Coca-Cola Femsa, los ingresos totales de la división México y Centroamérica incrementaron un 6.7 por ciento a 20 mil 322 millones de pesos en el tercer trimestre del año, con respecto al mismo periodo de 2014.

PepsiCo, la mayor competidora de Coca-Cola, reportó ganancias mayores a lo esperado entre julio y septiembre de este año con un aumento del 4 por ciento en la región de América del Norte, que constituye un tercio de sus ingresos totales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario