domingo, 27 de septiembre de 2015

MITOS SOBRE LA DIABETES Y QUE AFECTAN TU TRATAMIENTO


Una encuesta realizada por Janssen a 425 pacientes que viven con diabetes tipo 2 de Argentina, Brasil, Colombia, Guatemala y México demostró que entre los sujetos de estudio existen diversos mitos en torno a esta condición que afectan el control adecuado.
En la encuesta, los pacientes respondieron preguntas relacionadas con su diagnóstico, atención y tratamiento, control de niveles de glucosa, impacto en su estilo de vida y la relación existente con su médico.
El principal hallazgo reveló un grave problema de adherencia al tratamiento derivado de la existencia de mala información y mitos relacionados con cinco factores:
  • Impacto del tratamiento en el peso: Las personas que viven con diabetes tipo 2 consideran que los medicamentos no contribuyen a controlar su peso corporal y que, por el contrario, pueden afectarlo.
  • Las alternativas de tratamiento existentes y su eficacia: Las personas que viven con diabetes consideran que la medicina alternativa cura la diabetes o que el ejercicio y la dieta son suficientes para controlar su la condición.
  • Diferenciación del tratamiento: Los pacientes creen que los medicamentos disponibles en el mercado son todos iguales y no hay diferencia significativa entre ellos.
  • Presencia de síntomas: Las personas que viven con diabetes creen que si no presentan síntomas, su diabetes está controlada.
  • Razones para dejar o cambiar de tratamiento: Los pacientes difícilmente hablan con su médico para evaluar las mejores opciones de tratamiento en función de su eficacia o de la presencia de efectos adversos.
Estos factores influyen directamente en la forma en la que los pacientes atienden su diabetes, lo que puede derivar en futuras complicaciones de gravedad y en un incremento en los costos de su atención, elementos que merman la calidad de vida de los pacientes y de sus familias.
La información obtenida en esta encuesta fue validada en un estudio cualitativo, con médicos especialistas de Argentina, Brasil, Colombia, Guatemala y México con el fin de conocer las necesidades y preguntas recurrentes durante la consulta.
Los médicos confirmaron la existencia de mitos que suponen una barrera en el tratamiento de sus pacientes. Confirman que estos mitos provienen de la mala información, los hábitos, la personalidad del paciente y las experiencias previas de familiares o amigos con diabetes.
De acuerdo con los especialistas, existe una gran necesidad educativa en Latinoamérica por lo que proponen el desarrollo de estrategias educativas que ayuden a desmitificar a la diabetes para ponerle fin a la inadecuada atención por parte del paciente a su condición.
A partir de estos resultados Janssen ha iniciado la campaña “Basta de mitos, cambia el sentido de la diabetes”, en la que  a través de materiales educativos dirigidos a pacientes, especialistas, influenciadores en redes sociales y medios de comunicación, busca concientizar sobre el impacto negativo de los mitos en el adecuado control, atención y tratamiento de la condición y contribuir a que los pacientes de América Latina cambien positivamente el curso y el sentido de su diabetes. (Redacción FMD)




Mito: La obesidad es una consecuencia de la falta de voluntad y auto control.

Realidad: La obesidad es una enfermedad que afecta a gran parte de la población en el mundo y es la causa de diversas complicaciones de salud. Muchas veces nuestro primer incentivo para llenar vacíos emocionales es la comida, pregúntate cuantas veces estas triste y comes algo, nervioso o ansioso y ¿qué es lo que comes?



Mito: La obesidad puede ser saludable: “el / ella es fuerte”, “el / ella es gordito pero no tiene ninguna enfermedad”, “niño gordito es un niño saludable”.

Realidad: La obesidad es una enfermedad, muchas veces pensamos que dar de comer a nuestros hijos porciones grandes de comida es un beneficio para ellos, cuando esto no es cierto ya que debemos de comer las porciones adecuadas para nuestro peso, estatura y ritmo de vida.



Mito: El cuerpo perfecto se ve en televisión, el cine o las revistas.

Realidad: Nuestro cuerpo es perfecto y debemos cuidarlo y alimentarlo sanamente simplemente porque es tu vehículo para transitar por esta vida, para experimentarla y disfrutar.



Mito: Basta la dieta de moda para controlar el peso.

Realidad: Una buena alimentación hace la diferencia, las dietas de moda si no son supervisadas por un nutriólogo o un doctor pueden provocar daños en el organismo ya que no se ingieren los nutrientes suficientes para que el cuerpo funcione.



Mito: Comer demasiados dulces causa diabetes.

Realidad: La respuesta no es tan simple. La causa de la diabetes de tipo 1 son factores genéticos y desconocidos que desencadenan el inicio de la enfermedad; la causa de la diabetes de tipo 2 son factores genéticos y de estilo de vida (incluido el azúcar).



Mito: La gente con diabetes debe comer alimentos especiales para diabéticos.

Realidad: Un plan saludable de alimentación para personas con diabetes generalmente es igual al plan de comidas saludables de cualquier persona: bajo en grasa (especialmente grasas saturadas y trans), consumo moderado de sal y azúcar, alimentos con granos integrales, vegetales y fruta. La comida para diabéticos y “dietética” en general no ofrece ningún beneficio especial. La mayoría eleva igual el nivel de glucosa en la sangre, usualmente es más cara y puede tener un efecto laxante si tienen alcoholes de azúcar.



Mito: Las personas con diabetes no pueden comer dulces ni chocolate.

Realidad: Las personas con diabetes pueden comer dulces y postres si los comen como parte de un plan de alimentación saludable o en combinación con ejercicio. Estos alimentos no están prohibidos para las personas con o sin diabetes. La clave es comer una porción muy pequeña de dulces y reservarlos para ocasiones especiales, de modo que las comidas se enfoquen en alimentos más saludables.



Mito: La fruta es un alimento saludable. Por lo tanto, está bien comer todo lo que se le antoje.

Realidad: La fruta es un alimento saludable. Contiene fibra y muchas vitaminas y minerales. Pero las frutas contienen carbohidratos que se deben contar dentro del plan de comidas. Consulte con su nutricionista sobre la cantidad, frecuencia y tipos de frutas que debe comer.  Además la fruta se debe comer sola, sin otros alimentos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario