miércoles, 30 de septiembre de 2015

LOS SÍNTOMAS DE LA RESACA





1. Las venas del cerebro se dilatan causando dolores de cabeza palpitantes.
La deshidratación provoca que el cerebro pierda agua, intensificando el dolor. 

2. La hipófisis aumenta la segregación de hormonas, alterando el ritmo biológico del cerebro, lo que puede causar que el sueño no proporcione descanso e interfiera con la función normal de los riñones. 

3. Sensación de resequedad en garganta y boca por la deshidratación. 

4. El sistema nervioso central se altera, causando sudoración, temblores e irritabilidad ante la luz, el sonido y el tacto. 

5. El corazón puede inflamarse con latidos irregulares y puede dejar de funcionar.

6. Los músculos se debilitan a causa de la deshidratación y de los bajos niveles de azúcar.

7. El hígado acumula ácidos grasos y ácido láctico, impidiendo al cuerpo metabolizar el azúcar. El resultado es una baja de azúcar (hipoglucemia), que puede causar debilidad y cambios de humor (agresividad).

8. Los riñones pierden la capacidad de reabsorber agua, aumentando la orina y la deshidratación. 

9. El páncreas aumenta la producción de jugos digestivos, causando dolor, naúsea y vómitos. 

10. Las paredes del estómago se inflaman, retrasando la digestión. El exceso de ácidos gástricos provocan nauseas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario