miércoles, 30 de septiembre de 2015

LAS MEJORES FUENTES DE PROTEÍNA VEGETAL




Al incorporar en nuestra dieta proteína vegetal reducimos el riesgo de padecer enfermedades cardíacas y muchos tipos de cánceres.

Sustituir las proteínas animales por proteínas vegetales, puede reducir el riesgo de padecer enfermedades del corazón, cáncer o diabetes, además de proporcionar nutrientes beneficiosos.

Una dieta es saludable cuando se eligen alimentos ricos en nutrientes, y bajos en grasas saturadas y azúcares añadidos.


SOJA Y SUS DERIVADOS

Una de las mejores proteínas vegetales, es la soja; es una proteína completa y de alta calidad, capaz de proporcionar cada uno de los aminoácidos que el cuerpo necesita. Una taza de leche de soja aporta alrededor de unos 12 gramos de proteína vegetal, 1/2 taza de tofu contiene 10 gramos de proteína, y 1/2 taza de tempeh contiene algo más de 15 gramos de proteína.

Elige productos derivados de la soja, como el tofu, leche de soja o yogur de soja fortificados, para obtener suficiente calcio y vitamina D, y así tener unos huesos fuertes.


FRUTOS SECOS Y SEMILLAS

Los frutos secos y semillas contienen cantidades variables de proteínas y son buenos tentempies, y muy adecuados para acompañar a las ensaladas. Una taza de quinoa proporciona 9 gramos de proteína, 1/4 de taza de almendras contiene 8 gramos de proteína y 1/4 de taza de semillas de girasol posee 6 gramos de proteína.

28 gramos de cada uno d los siguientes frutos secos: almendras, nueces, anacardos, nueces de Brasil, o nueces de macadamia proporcionan hasta 7 gramos de proteína por onza. Las nueces y los cacahuetes son una de las fuentes saludables de proteína vegetal, debido a sus grasas insaturadas, vitamina E y fibra dietética para reducir el colesterol y los fitosteroles, mientras que las almendras y las avellanas contienen buenas cantidades de vitamina E.


LEGUMBRES

Por cada taza de las siguientes legumbres: lentejas, frijoles cocidos, garbanzos, alubias pintas o alubias de riñón, puedes obtener de alrededor de 13 a 18 gramos de proteína. Son proteínas vegetales saludables y tienen un alto contenido en fibra dietética, que puede ayudar a controlar los niveles de azúcar en sangre, y un alto contenido en potasio, que puede reducir el riesgo de padecer hipertensión. Además las legumbres son bajas en grasa, no poseen colesterol y son una buena fuente de minerales.



CEREALES INTEGRALES

Los cereales integrales, como el trigo y arroz integral, son más saludables y contienen más proteína que los granos refinados; por ello es interesante eliminar de la dieta el pan blanco y el arroz refinado, porque al procesar los granos, el salvado y el germen se eliminan, junto con la mayoría de proteínas y el resto de nutrientes.

Cabe decir que los cereales integrales son fáciles de incorporar en una dieta saludable. Una taza de arroz integral aporta 5 gramos, 1 taza de avena seca proporcionan 11 gramos de proteína y 1 taza de cebada aporta 19 gramos por taza. La quinoa aporta proteínas de alta calidad, y cada taza de quinoa cocida proporciona 24 gramos de proteína.





LOS SÍNTOMAS DE LA RESACA





1. Las venas del cerebro se dilatan causando dolores de cabeza palpitantes.
La deshidratación provoca que el cerebro pierda agua, intensificando el dolor. 

2. La hipófisis aumenta la segregación de hormonas, alterando el ritmo biológico del cerebro, lo que puede causar que el sueño no proporcione descanso e interfiera con la función normal de los riñones. 

3. Sensación de resequedad en garganta y boca por la deshidratación. 

4. El sistema nervioso central se altera, causando sudoración, temblores e irritabilidad ante la luz, el sonido y el tacto. 

5. El corazón puede inflamarse con latidos irregulares y puede dejar de funcionar.

6. Los músculos se debilitan a causa de la deshidratación y de los bajos niveles de azúcar.

7. El hígado acumula ácidos grasos y ácido láctico, impidiendo al cuerpo metabolizar el azúcar. El resultado es una baja de azúcar (hipoglucemia), que puede causar debilidad y cambios de humor (agresividad).

8. Los riñones pierden la capacidad de reabsorber agua, aumentando la orina y la deshidratación. 

9. El páncreas aumenta la producción de jugos digestivos, causando dolor, naúsea y vómitos. 

10. Las paredes del estómago se inflaman, retrasando la digestión. El exceso de ácidos gástricos provocan nauseas.


martes, 29 de septiembre de 2015

5 BUENAS RAZONES PARA CONSUMIR VITAMINAS, MINERALES Y AMINOÁCIDOS



1.- Muchas veces los alimentos por si mismos no aportan la cantidad de nutrientes necesarios para que el organismo humano pueda llevar a cabo las funciones metabólicas.



2.- La tierra por si misma ya no aporta los minerales suficientes, por lo tanto los vegetales u hortalizas son cosechados sin los nutrientes necesarios para el cuerpo humano.


3.- Actualmente la humanidad se preocupa más porque el alimento ya sea de origen vegetal o animal puedan ser producido o cosechado de una manera más rápida y así poder obtener mayor remuneración económica.


4.- Es necesario la suplementación nutricional por medio de vitaminas, minerales y aminoácidos, para evitar que el organismo humano llegase a presentar algún estadio patológico (Enferme).


5.- Día a día surgen nuevas enfermedades o son descubiertos diferentes tipos de cáncer que hace dos o tres décadas no existían esto se debe a la baja calidad en el aporte nutricional presente en los alimentos.


Es por ello que se recomienda una óptima nutrición a nivel celular.  vitaminasminerales y aminoácidos


domingo, 27 de septiembre de 2015

MITOS SOBRE LA DIABETES Y QUE AFECTAN TU TRATAMIENTO


Una encuesta realizada por Janssen a 425 pacientes que viven con diabetes tipo 2 de Argentina, Brasil, Colombia, Guatemala y México demostró que entre los sujetos de estudio existen diversos mitos en torno a esta condición que afectan el control adecuado.
En la encuesta, los pacientes respondieron preguntas relacionadas con su diagnóstico, atención y tratamiento, control de niveles de glucosa, impacto en su estilo de vida y la relación existente con su médico.
El principal hallazgo reveló un grave problema de adherencia al tratamiento derivado de la existencia de mala información y mitos relacionados con cinco factores:
  • Impacto del tratamiento en el peso: Las personas que viven con diabetes tipo 2 consideran que los medicamentos no contribuyen a controlar su peso corporal y que, por el contrario, pueden afectarlo.
  • Las alternativas de tratamiento existentes y su eficacia: Las personas que viven con diabetes consideran que la medicina alternativa cura la diabetes o que el ejercicio y la dieta son suficientes para controlar su la condición.
  • Diferenciación del tratamiento: Los pacientes creen que los medicamentos disponibles en el mercado son todos iguales y no hay diferencia significativa entre ellos.
  • Presencia de síntomas: Las personas que viven con diabetes creen que si no presentan síntomas, su diabetes está controlada.
  • Razones para dejar o cambiar de tratamiento: Los pacientes difícilmente hablan con su médico para evaluar las mejores opciones de tratamiento en función de su eficacia o de la presencia de efectos adversos.
Estos factores influyen directamente en la forma en la que los pacientes atienden su diabetes, lo que puede derivar en futuras complicaciones de gravedad y en un incremento en los costos de su atención, elementos que merman la calidad de vida de los pacientes y de sus familias.
La información obtenida en esta encuesta fue validada en un estudio cualitativo, con médicos especialistas de Argentina, Brasil, Colombia, Guatemala y México con el fin de conocer las necesidades y preguntas recurrentes durante la consulta.
Los médicos confirmaron la existencia de mitos que suponen una barrera en el tratamiento de sus pacientes. Confirman que estos mitos provienen de la mala información, los hábitos, la personalidad del paciente y las experiencias previas de familiares o amigos con diabetes.
De acuerdo con los especialistas, existe una gran necesidad educativa en Latinoamérica por lo que proponen el desarrollo de estrategias educativas que ayuden a desmitificar a la diabetes para ponerle fin a la inadecuada atención por parte del paciente a su condición.
A partir de estos resultados Janssen ha iniciado la campaña “Basta de mitos, cambia el sentido de la diabetes”, en la que  a través de materiales educativos dirigidos a pacientes, especialistas, influenciadores en redes sociales y medios de comunicación, busca concientizar sobre el impacto negativo de los mitos en el adecuado control, atención y tratamiento de la condición y contribuir a que los pacientes de América Latina cambien positivamente el curso y el sentido de su diabetes. (Redacción FMD)




Mito: La obesidad es una consecuencia de la falta de voluntad y auto control.

Realidad: La obesidad es una enfermedad que afecta a gran parte de la población en el mundo y es la causa de diversas complicaciones de salud. Muchas veces nuestro primer incentivo para llenar vacíos emocionales es la comida, pregúntate cuantas veces estas triste y comes algo, nervioso o ansioso y ¿qué es lo que comes?



Mito: La obesidad puede ser saludable: “el / ella es fuerte”, “el / ella es gordito pero no tiene ninguna enfermedad”, “niño gordito es un niño saludable”.

Realidad: La obesidad es una enfermedad, muchas veces pensamos que dar de comer a nuestros hijos porciones grandes de comida es un beneficio para ellos, cuando esto no es cierto ya que debemos de comer las porciones adecuadas para nuestro peso, estatura y ritmo de vida.



Mito: El cuerpo perfecto se ve en televisión, el cine o las revistas.

Realidad: Nuestro cuerpo es perfecto y debemos cuidarlo y alimentarlo sanamente simplemente porque es tu vehículo para transitar por esta vida, para experimentarla y disfrutar.



Mito: Basta la dieta de moda para controlar el peso.

Realidad: Una buena alimentación hace la diferencia, las dietas de moda si no son supervisadas por un nutriólogo o un doctor pueden provocar daños en el organismo ya que no se ingieren los nutrientes suficientes para que el cuerpo funcione.



Mito: Comer demasiados dulces causa diabetes.

Realidad: La respuesta no es tan simple. La causa de la diabetes de tipo 1 son factores genéticos y desconocidos que desencadenan el inicio de la enfermedad; la causa de la diabetes de tipo 2 son factores genéticos y de estilo de vida (incluido el azúcar).



Mito: La gente con diabetes debe comer alimentos especiales para diabéticos.

Realidad: Un plan saludable de alimentación para personas con diabetes generalmente es igual al plan de comidas saludables de cualquier persona: bajo en grasa (especialmente grasas saturadas y trans), consumo moderado de sal y azúcar, alimentos con granos integrales, vegetales y fruta. La comida para diabéticos y “dietética” en general no ofrece ningún beneficio especial. La mayoría eleva igual el nivel de glucosa en la sangre, usualmente es más cara y puede tener un efecto laxante si tienen alcoholes de azúcar.



Mito: Las personas con diabetes no pueden comer dulces ni chocolate.

Realidad: Las personas con diabetes pueden comer dulces y postres si los comen como parte de un plan de alimentación saludable o en combinación con ejercicio. Estos alimentos no están prohibidos para las personas con o sin diabetes. La clave es comer una porción muy pequeña de dulces y reservarlos para ocasiones especiales, de modo que las comidas se enfoquen en alimentos más saludables.



Mito: La fruta es un alimento saludable. Por lo tanto, está bien comer todo lo que se le antoje.

Realidad: La fruta es un alimento saludable. Contiene fibra y muchas vitaminas y minerales. Pero las frutas contienen carbohidratos que se deben contar dentro del plan de comidas. Consulte con su nutricionista sobre la cantidad, frecuencia y tipos de frutas que debe comer.  Además la fruta se debe comer sola, sin otros alimentos. 

viernes, 25 de septiembre de 2015

¿QUÉ SON LOS TRIGLICÉRIDOS?


Triglicéridos

     




Introducción

Los triglicéridos son un tipo de grasa presente en el torrente sanguíneo y en el tejido adiposo. Un exceso en este tipo de grasa puede contribuir al endurecimiento y el estrechamiento de las arterias. Eso lo pone en riesgo de tener un infarto o un ataque cerebral (derrame). Enfermedades como la diabetes, la obesidad, la insuficiencia renal o el alcoholismo pueden causar un aumento de los triglicéridos. Con frecuencia, la elevación de los triglicéridos ocurre al mismo tiempo que el aumento de los niveles de colesterol, que es otro tipo de grasa.
Su cuerpo produce algunos triglicéridos. Los triglicéridos también provienen de los alimentos que usted consume. Las calorías sobrantes se convierten en triglicéridos y son almacenadas en los adipocitos para su uso posterior. Si usted consume más calorías de las que su cuerpo necesita, su nivel de triglicéridos puede ser alto.

Los triglicéridos se miden con el colesterol como parte de un análisis de sangre. Los niveles normales de triglicéridos se encuentran por debajo de 150. Los niveles superiores a 200 son elevados. Si tiene altos los triglicéridos, puede disminuirlos si:
  • Recibe tratamiento médico para el problema que causa el aumento de los triglicéridos
  • Sigue una dieta sana baja en azúcares y carbohidratos
  • Se ejercita regularmente
  • Toma medicinas para disminuir el colesterol

Forma en que se realiza el examen



Se necesita una muestra de sangre. La mayoría de las veces, la sangre se extrae de una vena localizada en la parte interior del codo o el dorso de la mano.



Preparación para el examen



Usted no debe ingerir alimentos entre 8 y 12 horas antes del examen.
El alcohol y ciertos fármacos pueden interferir con los resultados del examen de sangre.
  • Cerciórese de que el médico sepa qué medicamentos toma usted, entre ellos, fármacos y suplementos de venta libre. 
  • El médico le dirá si necesita dejar de tomar algunos medicamentos antes de hacerse este examen. 
  • No cambie ni deje de tomar ningún medicamento sin hablar primero con el médico.

Lo que se siente durante el examen



Usted puede sentir un ligero dolor o una picadura cuando se introduce la aguja. También puede experimentar algo de sensación pulsátil en el sitio después de que se extrae la sangre.


Razones por las que se realiza el examen



Los resultados de este análisis se usan para ayudar a calcular su nivel de colesterol LDL. Este examen también se hace para ayudar a determinar el riesgo de cardiopatía. Un nivel alto de triglicéridos puede llevar a ateroesclerosis, lo cual incrementa el riesgo de sufrir ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.



Un nivel alto de triglicéridos también puede causar inflamación del páncreas (llamada pancreatitis).

El nivel de triglicéridos generalmente se incluye en un lipidograma o un perfil de riesgo coronario.

Resultados normales




  • Normal: menos de 150 mg/dL
  • Limítrofe alto: 150 a 199 mg/dL
  • Alto: 200 a 499 mg/dL
  • Muy alto: 500 mg/dL o superior


Los rangos de los valores normales pueden variar ligeramente entre diferentes laboratorios. Hable con el médico acerca del significado de los resultados específicos de su examen.
Los ejemplos anteriores muestran las mediciones comunes para los resultados de estas pruebas. Algunos laboratorios usan diferentes medidas o podrían evaluar diferentes muestras.


Significado de los resultados anormales



Los niveles altos de triglicéridos pueden deberse a:
  • Cirrosis del hígado
  • Una dieta baja en proteína y alta en carbohidratos
  • Baja actividad de la tiroides
  • Síndrome nefrótico (un trastorno renal)
  • Otros medicamentos, como hormonas femeninas
  • Diabetes mal controlada
  • Un trastorno hereditario en el que se presentan altas cantidades de colesterol y triglicéridos en la sangre
En general, el tratamiento de los niveles elevados de triglicéridos se enfoca en una mayor cantidad de ejercicio y cambios en la alimentación. Se pueden usar medicamentos para reducir los niveles de triglicéridos con el fin de prevenir la pancreatitis en caso de niveles superiores a los 500 mg/dL.
Los niveles bajos de triglicéridos pueden deberse a:
  • Dieta baja en grasas
  • Hipertiroidismo (alta actividad de la tiroides)
  • Síndrome de malabsorción (afecciones en las cuales el intestino delgado no absorbe bien las grasas)
  • Desnutrición 

LOS 15 ALIMENTOS ANTIINFLAMATORIOS MÁS POTENTES


15 ALIMENTOS ANTIINFLAMATORIOS QUE DEBES INCLUIR EN TU DIETA DIARIA

Y una lista de alimentos que debes evitar...

¿Sabías que muchas enfermedades conllevan a la inflamación de los órganos u otras partes del cuerpo? Por ejemplo, todas las enfermedades que terminan en "itis" esconden procesos inflamatorios: sinusitis, artritis, faringitis, diverticulitis, conjuntivitis, celulitis, etc.

Además de aliviarlas con antiinflamatorios, analgésicos y otros medicaments convencionales y suplementos naturales, en este artículo te explicamos cómo puedes reducir la inflamación eligiendo alimentos que precisamente tienen propiedades antiinflamatorias. Descubre las propiedades de la cúrcuma, la cebolla, el brócoli, la papaya, la col o el té verde, entre otros.

Privilegia en tu dieta los siguientes tipos de alimentos:

  • Alimentos ricos en Omega 3. 
  • Alimentos ricos en antioxidantes. 
  • Alimentos ricos en fibra. 
  • Especies que contienen sustancias antiinflamatorias. 

De manera general los siguientes grupos de alimentos son antiinflamatorios:

  • Frutas 
  • Verduras 
  • Cereales integrales 
  • Frutos secos 
  • Legumbres 
  • Especias (jengibre, cúrcuma) 
  • Aceite de oliva extra virgen 

15 Alimentos que debes incluir en tu dieta diaria:


Cúrcuma

Esta especia, también conocida por sus beneficios antioxidantes, anticancerígenos y antidepresivos, es uno de los alimentos más antiinflamatorios que encontramos. Su componente curcumina es altamente antiinflamatorio, por lo que se recomienda a personas que sufran dolores, reumatismo, fibromialgia o fatiga crónica, etc.

Podemos tomarla en forma de extracto, cápsulas o comprimidos, o bien incluyéndola en nuestros menús diarios.

En este caso debemos saber que la cúrcuma da un poco de sabor y bastante color amarillo a las recetas, pero la podemos incluir tranquilamente a todo tipo de sopas, cremas, guisos, arroces, pasta o salsas. Y además, también la podemos añadir a postres como pasteles, batidos, flanes, natillas, etc. La dosis recomendada sería, aproximadamente, de una cucharada de postre diaria.


Jengibre

Ingerido en forma de suplemento reduce la inflamación intestinal. Sus propiedades suprimen la síntesis de prostaglandinas (que produce dolor) de una forma muy similar a los fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINES). 


Vegetales verdes

Como las espinacas, col rizada, brócoli y la col tienen un elevado contenido de vitamina E, y una de las principales funciones de esta vitamina es la de proteger al organismo contra moléculas pro-inflamatorias denominadas citocinas. 


Ajo y Cebolla

Estas hortalizas actúan de forma parecida a los medicamentos para el dolor como el ibuprofeno desactivando las vías que dan lugar a la inflamación. 

La cebolla es rica en minerales como el calcio, el magnesio, el cloro, el cobalto, el cobre, el hierro, el fósforo, el yodo, el silicio o el azufre, entre muchos otros, y también contiene las vitaminas A, B, C y E. Pero lo que más destacamos son un flavonoide antioxidante que contiene llamado quercetina y un polifenol antioxidante conocido como antocianina. Estos componentes previenen la oxidación de ácidos grasos, ayudan a eliminar los radicales libres que reducen de manera importante la inflamación de todo el cuerpo.


Cereales integrales

Una de las grandes diferencias entre los productos integrales y los refinados es su contenido de fibra. Asimismo, una dieta rica en fibra (no excesiva) ha demostrado que reduce los niveles de la proteína C reactiva, producida por el hígado; indicadora de inflamación en sangre. Además los productos integrales suelen tener menos azúcar añadido. 


Bayas

En general todas las frutas pueden ayudar a combatir la inflamación por su contenido alto en antioxidantes, pero las bayas han demostrado tener propiedades antiinflamatorias muy importantes, posiblemente debido a las antocianinas (que tienen un elevado poder antioxidante). Por ejemplo, el extracto de frambuesa ayudó a prevenir el desarrollo de artritis en animales y los arándanos pueden ayudar a combatir la inflamación intestinal y la colitis ulcerosa. Además las mujeres que consumen más fresas tienen niveles más bajos de la proteína C reactiva en sangre. 


Cerezas

Esta fruta es la que mayor contenido antiinflamatorio tiene y, al igual que las bayas, tiene un alto contenido de antocianinas. 


Piña

Es un potente antioxidante y es rica en fibra. Además contiene bromelina, una enzima con acción antiinflamatoria, antitumoral y antiedematosa. Tambien ayuda en el proceso digestivo, mejora el sistema circulatorio y la salud cardiovascular. 


Frutos secos

En particular las almendras, que son ricas en fibra, calcio y vitamina E; pero general los frutos secos contienen un alto contenido de antioxidantes que pueden ayudar al organismo a luchar y reparar cualquier daño causado por una inflamación. 


Soja o Soya

Su alto contenido en isoflavonas puede ayudar a disminuir los niveles de la proteína C reactiva en la mujer. También tiene un efecto beneficioso en la salud de la próstata. Pero es muy importante evitar productos que contengan soya altamente procesada, que no aportan ninguno de estos beneficios, y por lo general vienen combinados con aditivos, colorantes y conservantes.


Pimientos

Este vegetal, de diferentes variedades y colores, contienen una alta cantidad de vitaminas antioxidantes. Los pimientos picantes como el chile y la pimineta de cayena son ricos en capsaicina, que reduce el dolor y la inflamación.


Tomates

Al igual que los pimientos, los tomates pueden ayudar a reducir la inflamación y es un alimento rico en licopeno, que ayudar a reducir la inflamación, sobre todo en los pulmones.


Betabel o Remolacha

Sus múltiples propiedades antioxidantes han demostrado que reduce la inflamación, al igual que protegen contra el cáncer y los problemas cardiovasculares gracias a su contenido en fibra, vitamina C y betalaínas (pigmento natural con alto contenido antioxidante).


Aceite de Oliva extra virgen

El aceite de oliva extra virgen contiene un compuesto llamado oleocantal que le da su sabor característico y ha demostrado tener un efecto similar a los analgésicos en el cuerpo. tiene un poder antiinflamatorio importante. 


Col

La col, igual que la cebolla, también contiene quercetina, por lo cual también la destacamos como verdura antiinflamatoria. Especialmente recomendada para combatir las inflamaciones intestinales, ya que también tiene propiedades antiácidas y es rica en vitamina C. Podemos tratar problemas como la diarrea, las úlceras, la diverticulosisla diverticulitis.

Además, la col tiene la gran ventaja de que también funciona tópicamente. Si queremos aliviar una inflamación en las articulaciones, la espalda o el vientre, pondremos agua a hervir, meteremos una hoja grande de col verde unos 30 segundos en el agua, la sacaremos y la aplicaremos directamente sobre la zona dolorida. La dejaremos actuar unos minutos.


Brócoli

Y la tercera verdura que contiene quercetina y que destacamos en este artículo es el brócoli, no sólo por ser antiinflamatorio sino también porque es un alimento anticancerígeno, alcalinizante y muy antioxidante.

Para disfrutar de sus beneficios tenemos que evitar cocinarlo en exceso, permitiendo que mantenga su color verde y que tu textura sea firme. Lo podemos cocinar por ejemplo al vapor.


Té verde

Esta excelente y tradicional bebida medicinal es rica en antioxidantes y flavonoices, que ayudan a reducir la inflamación. Recomendamos tomarlo fuera de las comidas, especialmente si sufrimos anemia, ya que dificulta la asimilación del hierro que contienen los alimentos.

También deberíamos elegir un té verde de calidad, a ser posible ecológico. Lo podemos tomar en infusión o comprimidos.

Potenciaremos sus efectos antiinflamatorios si lo combinamos con un poco de jengibre en polvo y lo endulzamos con estevia.


Otros alimentos con propiedades antiinflamatorias:



REGLA DE ORO

Si un alimento contiene harina y/o azúcar u otro edulcorante químico será sí o sí PRO-INFLAMATORIO. 



ALIMENTOS QUE DEBES EVITAR

Los alimentos ricos en azúcar y almidón son opciones pobres nutricionalmente, que no solo te harán subir de peso, sino que también te harán verte más viejo de lo que eres y favorecen la inflamación, por ejemplo:

  • Pan blanco (todos), harina refinada (todas). 
  • Bolleria industrializada. 
  • Maíz y harina de maíz industrializado. 
  • Arroz blanco y arroz instantáneo. 
  • Cereales para el desayuno (todos) industrializados (si, a pesar de todos los comerciales que ves en la tele de lo saludables que son).