jueves, 20 de agosto de 2015

SOYA ¿BUENA O MALA?


En la década de 1990, la soya y los productos de soya irrumpieron en la escena de supermercados, prometiendo abundantes beneficios para la salud.

Este "nuevo alimento milagroso", soya, supuestamente disminuye el colesterol, desaparece los bochornos causado por los cambios hormonales, proteger contra el cáncer de mama y de próstata y ofrecer una alternativa completa a los vegetarianos amantes de la tierra.

¿Cuál es el problema con estas afirmaciones?

La mayoría de ellas son falsas. Lamentablemente, la mayoría de lo que le han hecho creer los medios de comunicación sobre la soya es simplemente una farsa.
El repentino aumento sobre la recomendación de soya como un alimento saludable no es nada más que un truco de mercadotecnia inteligente para reducir aún más el costo y el contenido nutricional de los alimentos.

Lo que alguna vez fue considerado como un nuevo cultivo industrial de menor importancia en 1913, ahora cubre más de 72 millones de acres de tierras de cultivo.

Pero primero, vamos a examinar los peligros y efectos secundarios de la proteína aislada de soya y alimentos transgénicos.


¿Qué es la Proteína Aislada de Soya y Como Llega A Nuestros Alimentos?

La asociación Americana de Productos de Soya tiene una “hoja informativa” sobre la proteína que define de la siguiente manera a los aislados de la proteína de soya:

“La proteína de soya aislada es un ingrediente alimenticio en polvo que ha sido separado o aislado de los otros componentes de la soya, convirtiéndolo en 90 a 95 por ciento proteína y muy poco carbohidrato y libre de grasa.”

La proteína de soya puede ser encontrada en las barras de proteína, licuados que substituyen los alimentos, bebidas de frutas embotelladas, sopas y salsas, análogos de carne, productos horneados, cereales para el desayuno y algunos suplementos dietéticos.

Advertencia para los fisicoculturistas: debido a que muchos polvos, licuados y barras para subir de peso contienen este ingrediente peligroso, pueden causar algunos efectos secundarios como disminución de libido y disfunción eréctil—esto es solo el comienzo de algunos de los efectos, mas adelante hablaremos de otros efectos secundarios en este artículo.

A pesar de no ser vegetariano y no tomar leche de soya o tofu, es importante que lea las etiquetas de los alimentos. Existen muchos diferentes nombres para los adictivos de soya, incluso podría comprar un productos genéticamente modificado a base de soya sin siquiera darse cuenta. El Dr. Daniel ofrece un reporte especial gratis, “Where the Soys Are”en su sitio de internet. Enumera los muchos “nombres” que podrían estar escondidos bajo una lista de ingredientes- palabras como “boullion” “sabor natural” y “proteína vegetal texturizada.”

Aquí están algunos de los otros nombres por los que también se le conoce:
  • Mono-diglicerido
  • Soya, Soja o de Yuba
  • TSF (harina de soya texturizada) o TSP (proteína de soya texturizada)
  • TVP (proteína vegetal texturizada)
  • Lecitina
  • MSG (Glutamato monosodico)

No toda la proteína vegetal texturizada es hecha de soya, pero gran parte de ella sí lo es. La lecitina puede ser hecha de soya, huevos, girasol y maíz. Asegúrese de contactar al fabricante para averiguar lo que contiene el producto en caso de que la etiqueta no revele la información.


OGM—Hacen que la Soya Sea Mucho Peor

Uno de los peores problemas con la soya proviene del hecho de que el 90 al 95 por ciento de la soya cultivada en los Estados Unidos es genéticamente modificada (GM), y es utilizada para crear la proteína de soya.

¿Por qué dichos cambios genéticos?

La soya genéticamente modificada (Soya GM) está diseñada para ser “Roundup Ready” (resistente a los herbicidas). Está químicamente diseñada para soportar grandes dosis de herbicidas sin matar la planta. ¿Qué significa esto para su salud, la salud del feto o incluso su embarazo? Siga leyendo.

La Soya GM Puede Llevar a una Alteración Hormonal y Abortos Involuntarios.

El ingrediente activo del herbicida Roundup se llama glifosato, que es responsable de la interrupción del delicado equilibrio hormonal del ciclo reproductor femenino.

"Es un destructor endocrino", dice el patólogo del Reino Unido Stanley Ewen, "interfiere con la aromatasa, que produce estrógenos."

Lo que es más, el glifosato es tóxico para la placenta, que es responsable de entregar los nutrientes vitales de la madre al niño, y la eliminación de los productos de desecho. Una vez que la placenta ha sido dañada o destruida, el resultado puede ser aborto involuntario. En los niños nacidos de madres que han estado expuestas a incluso una pequeña cantidad de glifosato, pueden resultar defectos de nacimiento graves.

En un excelente resumen de los efectos relacionados con glifosato por Pesticide Action Network, el Dr. Andres Carrasco del laboratorio de embriología de la facultad de medicina de Buenos Aires, explica simplemente los riesgos serios en los fetos que estuvieron expuestos a productos de soya cargados con “Roundup Ready”.

Embriones de anfibios fueron expuestos a una concentración muy pequeña de glifosato (diluido 5000 veces) y mostraron los siguientes efectos:
  • Reducción de tamaño cabeza
  • Alteraciones genéticas en el sistema nervioso central
  • Aumento la muerte de las células que ayudan a formar el cráneo
  • Cartílagos deformados
  • Defectos en los ojos
  • Riñones no desarrollados. 
Estos resultados apoyan las afirmaciones de que los niveles anormalmente altos de cáncer, defectos de nacimiento, mortalidad neonatal, lupus, enfermedad de los riñones y la piel y problemas respiratorios en las poblaciones cercanas a los cultivos de soya en Argentina, pueden estar vinculadas a las fumigaciones aéreas de Roundup."

Los efectos a largo plazo del consumo humano por los productos de soya modificada genéticamente y a base de soya son asombrosos.

En abril de 2010, investigadores del Instituto Ruso de Ecología y Evolución de la Academia Rusa de las Ciencias y la Asociación Nacional para la Seguridad de los Genes, encontró que después de alimentar a los hámsters con soya transgénica por dos años en tres generaciones, la mayoría de los hámsters de la tercera en generación, perdió la capacidad de tener bebés! Ahora, echemos un vistazo de cerca a algunos de los riesgos para la salud en USTED, como resultado del consumo de soya genéticamente modificada.

Infertilidad en las Mujeres
¿Quiere formar una familia? ¿Ha tenido algún problema para concebir, tal vez debido a los ciclos menstruales irregulares o la endometriosis? ¿Alguna vez ha experimentado un aborto involuntario? De ser así, le sorprenderá lo que está a punto de leer.

Un estudio brasileño publicado en el 2009 examinó el impacto de la soya en el sistema reproductivo de las ratas hembras. Las ratas hembras alimentadas con soya transgénica durante 15 meses mostraron cambios significativos en el útero y en los ciclos reproductivos, en comparación con las ratas alimentadas con soya orgánica o sin soya.

Extrapolando los resultados a la gente, las mujeres que comen productos de soya genéticamente modificados, como la proteína de soya aislada encontrada en los alimentos vegetarianos procesados, pueden ser más propensas a experimentar graves trastornos hormonales, entre ellos un exceso de estrógeno, una hormona que estimula el crecimiento del cabello y daños a la glándula pituitaria.

De acuerdo con el Dr. Stanley Ewen, las hembras ratas alimentadas con soya GM probablemente tuvieron un aumento de la progesterona, que puede causar un incremento en el número de óvulos liberados durante cada ciclo de ovulación.

Se podría pensar que esto le causara un aumento de fertilidad. Sin embargo, como se explica en el artículo de Jeffrey Smith, las mujeres que consumen productos de soya modificada genéticamente tienen un mayor riesgo de desarrollar menstruación retrógrada (el ciclo menstrual se acumula en el cuerpo en vez de ser desechado), causando endometriosis, que puede conducir a la infertilidad.

El consumo de proteína de soya aislada y otros productos a base de soya también pueden causar periodos anormalmente pesados o periodos de menstruación más largos. Esto se conoce como la menorragia e, irónicamente, algunos comerciales han venido apareciendo con una nueva píldora que supuestamente ofrece la "cura" para este "síndrome misterioso".

Cuando en realidad la verdadera cura para algunas mujeres es tan simple como eliminar los productos de soya y productos a base de soya. Los efectos negativos de la soya no están restringidos en las mujeres, sin embargo.


Perdida de Libido y Disfunción Eréctil en los Hombres
Hombres, ¿Les gustan las barras de proteína o tomar licuados de proteína para subir de peso? De ser así, asegúrese de leer la etiqueta para averiguar si los productos que utilizan contienen ingredientes de soya. ¿Sabía que los monjes célibes que viven en los monasterios y que tienen un estilo de vida vegetariano descubrieron que los alimentos de soya son de gran a ayuda para la perdida de libido?

Otro inconveniente: La soya también se ha relacionado con la disfunción eréctil. Los dos medicamentos naturales que se encuentran en la soya son, genisteína y daidzeína, imitan el estrógeno tan bien que han sido conocidos por causar una variedad de efectos secundarios alarmantes en los hombres:
  • Aumento de pecho (ginecomastia)
  • Disminución en el desarrollo de vello facial y corporal
  • Disminución del libido
  • Cambios de humor y frecuentes crisis de llanto
  • Disfunción eréctil
  • Disminución en el conteo de espermatozoides

Por ejemplo, un estudio reciente documentó un caso de ginecomastia en un hombre de 60 años de edad, como consecuencia de su consumo de soya. Otro estudio mostró que ratas jóvenes expuestas a la daidzeína presentaron función eréctil deteriorada durante la madurez.

Hombres, si usted ha experimentado uno o cualquiera de estos síntomas, la soya podría ser el culpable. Elimínela de su alimentación, pero asegúrese de consultar a un médico de confianza si sus síntomas no mejoran o empeoran ya que esto podría ser un signo de otra afección grave.


Aspectos Saludables de la Soya: Fermentada y sin Fermentar

Con el fin de respaldar la afirmación de que la soya es un alimento saludable, "investigadores" de financiación privada se han apresurado a señalar que los asiáticos, que consumen una dieta alta en soya, tienen menos riesgo de cáncer de mama, cáncer uterino y de próstata. Por desgracia, olvidan incluir dos puntos muy importantes:
  • Los asiáticos, especialmente los japoneses, mientras que tienen una disminución del riesgo de los cánceres mencionados anteriormente, tienen un riesgo mucho mayor de desarrollar cáncer de esófago, tiroides, estómago, páncreas y el hígado!
  • Los asiáticos también consumen una dieta rica en soya fermentada, que es el único tipo de soya que ofrece beneficios de salud

La razón por la cual los asiáticos tienen un mayor riesgo de algunos tipos de cáncer es la misma razón de que no se desarrollan los demás, debido a la soya sin fermentar. Los gurus de la comercialización y promoción de soya olvidaron incluir esta información importante. ¿Hay algún tipo de cáncer que usted prefiere? ¿Acaso no es lo mismo que si le preguntaran si desea que le peguen con una madera resistente o un palito de madera?

Probablemente se está preguntando, ¿Cuál es la diferencia entre consumir productos de soya fermentada como tempeh vs. Tofu o hamburguesa de vegetales. Estoy aquí para decirle que la diferencia es como el día y la noche.

La soya fermentada y sin fermentar contienen imitadores hormonales en la forma de isoflavonas, que no nada más alteran el delicado sistema hormonal de su cuerpo, sino que actúan como bocígenos, substancias que suprimen la función de la tiroides. Cuando la tiroides es suprimida, una variedad de problemas de salud pueden presentarse, están son algunas de ellas:
  • Ansiedad y cambios de humor
  • Insomnio
  • Dificultad para bajar de peso
  • Dificultades para concebir hijos
  • Problemas digestivos
  • Alergias alimenticias
  • Y mucho más. 

No es de extrañar que la soya puede causar cáncer de tiroides, esófago y estómago! La soya sin fermentar tiene mucho contenido de ácido fítico, un "anti-nutriente" responsable por extraer los nutrientes vitales de su cuerpo. El ácido fítico también bloquea la absorción de minerales esenciales como el calcio, magnesio, cobre, especialmente hierro y zinc.

Ahora, los productos de soya fermentada si proporcionan beneficios de salud:
  • Tempeh, una torta de soya fermentada con una textura firme con un sabor a nueces y hongos
  • Miso, una pasta de soya fermentada con una textura salada y cremosa (de uso común en la sopa de miso)
  • Natto, soya fermentada con una textura pegajosa y sabor fuerte, parecido al queso.
  • Salsa de soya, que es tradicionalmente hecha mediante la fermentación de la soya, sal y enzimas; tenga cuidado ya que muchas variedades en el mercado hoy en día la hacen artificialmente mediante un proceso químico.

Para aquellas personas que disfrutan el tofu, lamento decírselos pero la razón por la cual no lo incluí es debido a que es un producto de soya sin fermentar.

Entonces, ¿Cuáles son los Beneficios de los Productos de Soya Fermentada?

La afirmación de que los productos de soya pueden prevenir la osteoporosis, disminuir el riesgo de enfermedad cardiovascular y demencia y que lo protegen contra el cáncer de próstata, pulmón e hígado es realmente cierto, pero SÓLO si la soya es fermentada.

¿Cómo puede ser eso?
El proceso de fermentación de la soya destruye las sustancias peligrosas mencionadas, lo que la hace apta para el consumo. Además, los productos fermentados de soya como los mencionados anteriormente son una rica fuente de vitamina K2, una vitamina que trabaja en armonía con la vitamina D para mantenerlo saludable. La vitamina K regula la capacidad de que su cuerpo coagule la sangre y ayuda a prevenir el cáncer, la osteoporosis y enfermedades cardiacas. Y la vitamina D es esencial para el funcionamiento de cada sistema en su cuerpo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario