miércoles, 22 de abril de 2015

EL PELIGRO DE LOS EMBUTIDOS



LOS EMBUTIDOS Y LOS NITRITOS SON UN PROBLEMA REAL

Aditivos de nitrito en las salchichas forman carcinógenos.
Tres estudios diferentes han salido en el último año, encontrando que el consumo de salchichas puede ser un factor de riesgo para el cáncer infantil.
Se hicieron estudios de la relación entre la ingesta de ciertos alimentos y el riesgo de leucemia en los niños desde el nacimiento hasta los 10 años. El estudio encontró que los niños que comen más de 12 salchichas al mes, tienen nueve veces el riesgo normal de desarrollar leucemia infantil. Un gran riesgo para la leucemia infantil también existe para aquellos niños cuyos padres consumen 12 salchichas o más por mes.
Los investigadores Sarusua y Savitz estudiaron los casos de cáncer infantil en Denver y encontraron que los niños nacidos de madres que consumieron salchichas una o más veces por semana durante el embarazo, tenían aproximadamente el doble de riesgo de desarrollar tumores cerebrales. Los niños que comieron una o más veces por semana estaban también con un mayor riesgo de cáncer de cerebro.
También se encontró que el consumo de salchichas por parte de la madre durante el embarazo, se asoció con un mayor riesgo de tumores cerebrales infantiles.

 ¿Cómo podrían las salchichas causar cáncer?
Las salchichas contienen nitritos que se utilizan como conservantes, principalmente para combatir botulismo. Durante el proceso de cocción, los nitritos se combinan con las aminas presentes de forma natural en la carne para formar cancerígenos compuestos N-nitrosos. También se sospecha que los nitritos se pueden combinar con aminas en el estómago humano, para formar compuestos N-nitrosos. Estos compuestos son conocidos carcinógenos y se han asociado con el cáncer de la cavidad oral, la vejiga urinaria, el esófago, el estómago y el cerebro.

Algunas verduras contienen nitritos, ¿Causan cáncer también?
Es cierto que los nitritos se encuentran comúnmente en muchos vegetales verdes, especialmente las espinacas, apio y lechuga. Sin embargo, el consumo de vegetales parece ser eficaz en la reducción del riesgo de cáncer. ¿Cómo es esto posible? La explicación radica en la formación de compuestos N-nitrosos de nitritos y aminas. El Nitrito contenido en verduras también contiene vitamina C y D, que sirven para inhibir la formación de compuestos N-nitrosos. En consecuencia, las verduras son muy seguras y saludables, y sirven para reducir el riesgo de cáncer.
¿Los otros productos alimenticios contienen nitritos?
Sí, todas las carnes curadas contiene nitritos. Estos incluyen tocino y pescado.
Que podemos hacer:
No comprar salchichas que contienen nitritos. Es especialmente importante que los niños y los padres potenciales no consuman 12 o más de estas salchichas por mes o mejor aún, no comerlas en absoluto.
Comunícate con tu junta escolar local y averigua si a los niños les están vendiendo salchichas con nitrito en la cafetería, y pide que se erradique la venta de las mismas.
#Nitritos: Los nitritos han sido utilizados en salchichas, tocinos y otros alimentos ahumados ya que dan buena apariencia a la carne intensificando su colorido y la preservan por más tiempo. Cuando se calientan los nitritos producen sustancias carcinógenas.

¿DIETAS RAPIDAS? MEJOR PIENSALO DOS VECES... UN PELIGRO PARA TU CORAZON




Una #dieta rápida destruye tus músculos, al dejarla sufrirás de rebote, tendrás más peso y te será más difícil volver a bajar.

Perder más de 4 kilos por mes, daña el corazón

Muchas son las personas que buscan perder más de 4 kilos por mes a través de una dieta rápida. Esto puede ser muy peligroso para el organismo en general, pero uno de los órganos más afectados es el corazón. Este tipo de dietas pueden elevar ciertos factores de riesgo que, dañan el corazón y ponen el peligro la calidad de vida.
Las dietas rápidas que, prometen perder más de 4 kilos por mes, son muchas y muy variadas, y tienen como característica comúnrestringir algún nutriente. En general, el nutriente que más se limita son los hidratos de carbono. Si bien esto puede parecerbeneficioso, no lo es tanto ya que trae como consecuencia una serie decompensaciones fisiológicas que, pueden poner en riesgo el corazón.

¿Cómo las dietas rápidas pueden dañar el corazón?
  • En general las dietas rápidas son ricas en proteínas, esto genera una reducción del tejido graso, para obtener grasas como combustible. Hasta aquí el efecto aparece beneficioso, pero si la dieta es mantenida en el tiempo o es muy restrictiva puede producirse cetosis (producción de cetonas a partir de la destrucción de grasas y proteínas, para obtener energía). Estas cetonas son utilizadas por el corazón como combustible, lo cual puede ocasionar taquicardia y en algunas personas con problemas cardiovasculares previos, infarto de miocardio.
  • Por otro lado, si pones en práctica una dieta rápida y no bebes diariamente 2 litros de agua por día, tienes más riesgo de padecer deshidratación y aumento de la presión arterial, lo cual daña aún más el corazón.
  • Asimismo, hay dietas restrictivas que son ricas en grasas, por lo tanto, no sólo aumenta la cetosis, sino que puede aumentar el colesterol en sangre, con las complicaciones vasculares que esto implica.
Por todas estas razones, organismos internacionales como la Fundación Española del Corazón, mostraron preocupación por la cantidad de personas que realizan este tipo de dietas, y por las consecuencias dañinas que tiene perder más de 4 kilos al mes sobre el corazón.
Para reflexionar: ¿Perder peso en forma lenta, pero saludable o Adelgazar rápido, dañando la salud? A veces por el afán de verse bien muchos se olvidan de lo más preciado que tienen, la salud.

5 motivos por los que no debes hacer una dieta rápida

No promueven hábitos sanos y te arriesgas a volver a engordar


No han sido estudiadas médicamente 
Para la inmensa mayoría de estas dietas no se ha estudiado ni su efectividad en  lo referente a la pérdida de peso o la mejoría del riesgo cardiometabólico, ni su seguridad.
Debe conocerse, no obstante, que aunque no hayan sido estudiadas, es fácil que estas dietas no cubran los requerimientos mínimos de energía y nutrientes esenciales como vitaminas, minerales, aminoácidos esenciales u oligoelementos que permitan una pérdida de peso saludable, sin riesgo para la salud.

Eliminan nutrientes esenciales para tu salud 
Las dietas hiperproteicas (como la dieta Dukan) pueden asociarse con una pérdida de masa ósea y, por tanto, favorecer la osteoporosis. 
Además, la pérdida rápida de peso y el exceso de proteínas puede asociarse con un mayor riesgo de elevaciones del ácido úrico y de crisis de gota.
Las dietas desequilibradas (como por ejemplo, las que se limitan a la ingesta de un solo tipo de alimentos) pueden ocasionar fatiga, cefalea y alteraciones del estado anímico. Dependiendo de su composición podrían incrementar el riesgo de enfermedad cardiovascular o cáncer. 
El déficit de hierro, folato, vitamina B12, yodo, vitamina D o calcio es frecuente en la población general y puede verse agravado por el seguimiento de una dieta desequilibrada. El déficit de vitamina B12 puede ocasionar anemia y alteraciones neurológicas. La deficiencia de vitamina D y/o calcio puede provocar alteraciones en la formación ósea. Por otro lado,  el déficit de hierro aumenta el riesgo de anemia, caída de cabello o fragilidad de las uñas. (Si se va a seguir una dieta vegetariana, avalada por estudios científicos, hay que planificarla. 
Esta repercusión se produce en las personas sanas que se someten a dieta desequilibradas. Aquellos individuos que padecen alguna enfermedad de base como diabetes, enfermedad renal o hepática, puede acusar más las consecuencias negativas para la salud.

Volverás a engordar rápidamente 
La dieta desequilibrada se sigue durante poco tiempo, ya que, de mantenerse puede acarrear complicaciones graves. Tras su suspensión no suele existir un patrón de alimentación equilibrado, con lo que se vuelve al punto de partida de malos hábitos alimentarios y a ganar peso de nuevo.
La falta de actividad física es otro de los aspectos que pueden producir el efecto rebote. Supeditar el éxito de un tratamiento para la obesidad única y exclusivamente a la dieta es un error. La actividad física es fundamental en el mantenimiento del peso.
Las dietas excesivamente hipocalóricas (muy bajas en energía) se asocian con una pérdida de masa muscular, glucógeno y disminución del gasto energético en reposo.Todos ellos son elementos que pueden condicionar una disminución del gasto energético total que se puede traducir después en una vuelta a la ganancia de peso.

No promueven hábitos saludables 
Una dieta sin gluten puede ser equilibrada, aunque debe ser prescrita y supervisada médicamente, ya que cualquier eliminación de grandes grupos de alimentos de nuestra dieta puede conllevar malnutrición.
La dieta Dukan o la dieta Atkins no han sido estudiadas científicamente. Se realizan habitualmente sin prescripción ni seguimiento médico y tampoco forman parte de un tratamiento integral y personalizado de la obesidad (estudio de las complicaciones asociadas: diabetes, hipertensión, apnea del sueño, artrosis, etc.). Sus efectos secundarios son fatiga, hiperuricemia, gota, alteraciones del perfil lipídico, etc.
Pero, sobre todo, lo preocupante es el impacto tan negativo que tienen sobre la educación nutricional de nuestra sociedad. En este sentido, la mejora educativa de un país, obtenida tras años de esfuerzo con campañas gubernamentales, trabajo cotidiano de los profesionales sanitarios, etc., puede verse mermada, fácilmente y en poco tiempo, por un marketing agresivo que promueva una dieta desequilibrada.

Pueden producir daños a largo plazo 
Hay que tener cuidado con los efectos sobre la salud ósea, riesgo de cáncer o riesgo cardiovascular. Sin embargo, la persona que está realizando este tipo de dieta no percibe estos problemas en forma de síntomas hasta años después que se observa un patrón de alimentación inadecuado. Por ello, no debemos esperar a tener algún síntoma para dejar una dieta cuyas repercusiones sobre la salud no han sido estudiadas convenientemente.









LA COMIDA... ¿TE DOMINA O TE ANIMA?



La #ansiedad por comer se combate, no permitas que te ataque y afecte tu alimentación.


Cuando padecemos algunos desórdenes alimenticios casi siempre se relacionan con problemas emocionales. En este caso vamos a tratar la ansiedad, la cual es una causa muy frecuente y puede llegar a ser un problema tan serio, que inclusive puede generar adicción. De igual manera, es algo que en algún momento cualquier persona puede experimentar, pero aunque no hay un tratamiento que lo elimine de un día para otro, sí puede ser controlable.

La ansiedad por comer puede ser controlada de una manera bastante sencilla, lo único que hay que hacer es tener fuerza de voluntad para hacer algunos cambios en el estilo de vida, además se pueden poner en práctica los consejos que vamos a conocer a continuación.

Reducir el consumo de azúcar

Hay que hacer todo lo posible por reducir o, mejor aún, eliminar el azúcar de la alimentación diaria, esto evitara los deseos de estar comiendo a toda hora, puesto que cuanto más dulces come una persona mayor necesidad siente de comer otros alimentos dulces.

Aumentar el consumo de agua

Beber agua
Los expertos siempre recomiendan el consumo de, por lo menos, seis vasos de agua durante el día. Es muy importante seguir al pie de la letra este sabio consejo, además si se coge por costumbre tomar agua antes de cada comida se puede sentir menos hambre.

Es recomendable comer varias veces al día

Se aconseja no saltarse ninguna de las tres comidas principales, ya que si se deja de comer uno de esos alimentos, en la siguiente comida deseará comer el doble, lo cual resulta en el aumento de peso.Además entre esas tres comidas se deben comer tres meriendas y debes procurar que sean saludables, como por ejemplo frutas o cereales.

Hacer ejercicio todos los días

Esta es una manera bastante efectiva para controlar la ansiedad por comer exageradamente. El ejercicio físico es algo que no debe faltar en la vida de ninguna persona, ya que es la mejor manera de vivir saludable, tanto física como mentalmente, sobre todo cuando queremos dejar a un lado algunos problemas emocionales, como en el caso de la ansiedad.

Distraer la mente

Leer mas
En el momento que se sienta la exagerada necesidad de comer un dulce o cualquier alimento poco saludable, lo mejor será tratar de distraer la mente de algún modo. Lo principal es desviar la atención y enfocarla a un punto muy diferente, puede ser una lectura, una llamada telefónica, o sencillamente algo que aleje la mente de los deseos de buscar comida.

Jamás se debe eliminar el desayuno

El desayuno debe ser la  comida principal de toda persona, por lo tanto tiene que ser lo más completa posible, ya que de ello depende que el metabolismo sea correcto; si por el contrario el desayuno se omite o se come algo que no nutra lo suficiente, al llegar la noche se tendrá que comer el doble por que el organismo así lo requiere. Hay que tener en cuenta que durante la noche no se ingiere ningún tipo de comida, por esta razón en la mañana se debe compensar esa falta de alimento.

Relajarse

Hay algunas hierbas que pueden ser de gran ayuda para prevenir y mejorar la tensión que puede ser provocada por un innumerable número de contratiempos que se presentan frecuentemente en la vida de todas las personas, estas plantas son: la manzanilla, el té verde y la valeriana, con ellas se pueden preparar infusiones que se toman a la hora de ir a dormir y en la mañana, de esta manera se reduce mucho la ansiedad.

Dormir lo suficiente

Dormir
Cuando el sueño es de buena calidad y suficiente, se estimula la hormona leptina, encargada de indicarle al cerebro que el cuerpo está totalmente satisfecho y que no requiere de ningún otro alimento para sentirse bien.

Consumir más proteínas

Si a la hora del desayuno se consume una mayor cantidad de proteínas el organismo se sentirá satisfecho durante el resto del día, lo cual reduce el deseo de comer fuera de los horarios normales.

Estudiar la rutina

Es importante estar pendiente de todos los acontecimientos que pueden suceder en el día a día, y descubrir cual de tantos es el que provoca ese ataque de ansiedad que desencadena la necesidad de comer exageradamente. Con toda seguridad si se descubre la causa, será mucho más sencillo encontrar la solución adecuada.

Eliminar toda tentación

Indudablemente la mejor forma de evitar caer en tentaciones es hacer lo posible por alejarlas, por eso cada vez que se compra comida, hay que procurar por sólo adquirir los alimentos indispensables y no comprar antojos, dulces y demás pasa-bocas de bolsas que tanto abundan en los supermercados. Lo mejor será comprar frutas.

Se debe tratar de estar feliz

La serotonina es la hormona de la felicidad, la cual se libera cuando las personas se sienten plenas y felices. Esta hormona se relaciona con el apetito y es producida artificialmente al comer chocolates.
Al seguir estos consejos se puede reducir en gran medida la ansiedad de comer exageradamente, pero la mejor manera de lograrlo es con mucha fuerza de voluntad como lo decíamos anteriormente, pues de nada sirve que se haga un día si y otro no, lo más importante es la constancia y las ganas de salir de ese problema antes de que se haya convertido en una adicción.

Suplementos para controlar la ansiedad
Aqui tenemos la lista mas completa de suplementos para controlar la ansiedad y las ganas irresistibles de comer.  Ingresa AQUI.








martes, 21 de abril de 2015

LECHE Y DERIVADOS LACTEOS PUEDEN CAUSAR CANCER



De acuerdo con una publicación realizada por la Harvard School of Public Health,  la leche y otros productos lácteos deben ser eliminados de una dieta saludable y sustituirla por agua, preferentemente, como lo mencionan en su guía de alimentación saludable, llamada Healthy Eating Plate.

De esta manera, los expertos en nutrición e investigadores de Harvard recomiendan elimina la leche y lácteos de la dieta debido a que “un alto consumo aumenta significativamente los riesgos de padecer cáncer de próstata y cáncer de ovario”; recomendación hecha también al USDA (Departamento de Agricultura de los Estados Unidos) para modificar la pirámide alimenticia.

Además de cáncer, otros estudios han relacionado el consumo de leche y productos lácteos con el riesgo de desarrollar enfermedades como alergias, asma, artritis, fibromialgia, estreñimiento, conjuntivitis, obesidad, diabetes y anemia, entre otras.

Cabe recordar que ningún otro animal toma la leche de una hembra de otra especie, sólo los humanos lo hacemos más allá de los dos años, por lo que más que un beneficio, los estudios de la Universidad muestran que la leche y los lácteos pueden ser eliminados de la dieta saludable.

Si bien la leche y lácteos contienen minerales necesarios para nuestra alimentación, ni el calcio, hierro, fósforo, proteína, grasas y caseína que contienen, corresponden a los niveles que requerimos los humanos; lo anterior aunado a los conservadores por proceso a los que son sometidos dichos productos.

En ese sentido, Harvard recomienda sustituirlos tanto por agua, como por una dieta rica en vegetales que aporten las cantidades requeridas de calcio y hierro. Según el nuevo orden que proponen para el plato saludable, casi la mitad del mismo debe contener verduras y frutas, una cuarta parte es para granos enteros, y la otra cuarta sería para proteínas saludables.

Asimismo, además de eliminar la leche y los productos lácteos, se recomienda un uso de aceites vegetales saludables, beber agua, café o té, y recuerdan que mantenerse activo es el secreto para controlar el peso. 



CUIDADO CON LAS FRITURAS



Las ‪#‎botanas‬ que más se consumen son las frituras, que tienen altas cantidades de grasa y calorías lo que provoca fácilmente el sobre-consumo de éstas, particularmente en niños y niñas. En ocasiones llegan a sustituir comidas, desplazando el consumo de alimentos más saludables.
Las frituras también son altas en ‪#‎sodio‬, por ello su consumo debe ser limitado en niños y niñas ya que se ha visto la asociación que guarda con el desarrollo de hipertensión y enfermedades cardiovasculares. Una consecuencia del consumo de estos productos es que debido a su alto contenido de sodio promueven un mayor consumo de bebidas azucaradas al constituir una fuente de hidratación cada vez más accesible para los niños.
Existen otro tipo de botanas, además de las frituras, a base de granos, semillas, frutos y otros que tienen una mejor calidad nutrimental porque son fuente de grasas vegetales pero también suelen ser altas en calorías y sodio.

Cheetos‬ (48 g., una bolsa)
• Producto basado en harina refinada, grasa, colorantes químicos y sales.
• 35% de la grasa total del producto es grasa saturada.
• Contiene colorantes derivados del petróleo que afectan la conducta de niños y niñas.
• Contiene glutamato monosódico, que te recomendamos evitar en la mayor medida posible.

Ingredientes:
Cereal de maíz, aceite vegetal, condimiento (el cual está compuesto por 20 ingredientes), maltodextrina, sólidos de la leche, chiles, sal yodada, aceite vegetal parcialmente hidrogenado, harina de soya, queso, saborizantes, glutamato monosódico, almidón modificado, ácido cítrico, proteína de soya, amarillo ocaso, tartrazina, rojo allura, harina de maíz, achiote, inosinato de sodio, ácido láctico, guanilato de sodio.

Contiene colorantes (tartrazina, amarillo ocaso, rojo allura) asociados a generar cambios de conducta en niños y niñas, tal como hiperactividad y déficit de atención.
Además contiene glutamato monosódico, el cual se ha demostrado interferir en los centros de saciedad generando un sobreconsumo, también se ha visto ser neurotóxico.
El consumo de productos con la combinación de sabores de azúcar, grasa y sal es altamente adictiva. lo que favorece que las personas cada vez más se habitúen a dichos sabores.
Cheetos es harina refinada de maíz con aceite, pintada de amarillo y condimento con colorantes derivados del petróleo, glutamato monosódico y otros químicos.

Ruffles‬ queso (50 g. una bolsa)
• Mucha sal: 480 mg. de sodio por bolsita.
• 43.7% de la grasa total del producto es grasa saturada.
• 20 diferentes ingredientes para el condimento: dos de ellos azúcares, glutamato monosódico y dos diferentes sales más, y el resto son aditivos, harinas, almidón y colorantes.

Ingredientes:
Papa natural, aceite vegetal, condimento [sal yodada, maltodextrina, sólidos de leche, almidón, ácido cítrico, chile, queso (0.17%, equivalente a menos de un gramo, es decir, 0.85 g), saborizantes, harina de maíz, harina de soya, glutamato monosódico, proteína de soya, amarillo ocaso FCF, glucosa, tartrazina, achiote, inosinato de sodio, guanilato de sodio, extracto de levadura, rojo allura AC, especias].

El condimento está compuesto por 20 ingredientes diferentes: dos de ellos son distintos tipos de azúcares, tres diferentes tipos de sales y el resto son aditivos, harinas, almidón y colorantes.

La mayoría de estos aditivos tienen un impacto negativo en el organismo, especialmente el glutamato monosódico, inosinato de sodio y guanilato de sodio.
Se ha visto que el glutamato inhibe centros de saciedad induciendo a comer vorazmente y es también neurotóxico.5
Ante la ingesta de glutamato monosódico también se ha visto una asociación con aumento de peso, ya que induce a una mayor ingesta energética.


Tostitos‬ (65 g., una bolsa)
• Contiene casi 500 mg de sodio por bolsita y el equivalente a 3½ cucharadas cafeteras de grasa.
• El 50% de la grasa total del producto es grasa saturada.
• 30 diferentes ingredientes para el condimento (cuatro de ellos azúcares, glutamato monosódico y tres diferentes sales más).

Ingredientes:
Maiz nixtamalizado, aceite vegetal, condimiento (maltodextrina, sal yodada, glutamato monosódico, almidón, especias, ácido cítrico, sólidos de la leche, dextrosa, almidón modificado, proteína hidrolizada de soya, extracto de levadura, saborizantes, proteína hidrolizada de carne, dióxido de silicio, ácido málico, glucosa, rojo allura, achiote, extracto de chile, amarillo ocaso, tartrazina, indigotina, sacarosa, inosinato de sodio, guanilato de sodio, azul brillante, caseinato, extracto de paprika, ácido acético, ácido ascórbico, lactosa).

El condimento está compuesto por 30 ingredientes diferentes. Cuatro de ellos son varios tipos de azúcares, cuatro diferentes tipos de sales, el resto son aditivos, almidones y colorantes, estos últimos se ha demostrado tienen un impacto en la conducta de los niños y niñas induciendo hiperactividad y déficit de atención.
Los aditivos que contiene el condimento tienen un impacto negativo en el organismo, especialmente el glutamato monosódico, inosinato de sodio y guanilato de sodio. Se ha visto que el glutamato inhibe centros de saciedad induciendo a comer vorazmente y es también neurotóxico.


martes, 14 de abril de 2015

COMO REDUCIR EL COLESTEROL DE MANERA NATURAL





Qué es el colesterol?

El colesterol se encuentra en nuestro cuerpo formando parte de membranas celulares, lipoproteínas, ácidos biliares y hormonas esteroideas.El colesterol es el principal esterol del organismo humano. Los esteroles son un tipo de grasas naturales presentes en el organismo.

El principal trastorno que provoca el colesterol en el organismo cuando se encuentra en exceso lo constituye la producción de depósitos de grasas en arterias vitales, causando ateroesclerosis, accidente cerebrovascular y enfermedad vascular periférica.

El colesterol es también un importante constituyente de los cálculos biliares.
Formación de ateroma

Los depósitos de colesterol en las arterias son la principal causa de formación de ateroma ( lesión característica de la arteriosclerosis que consiste en el depósito de grasas en la superficie interna de las arterias) y de enfermedades vasculares, entre ellas el infarto agudo al miocardio.



Fuentes de colesterol

El origen del colesterol en el organismo tiene dos fuentes, la externa que que proviene de la dieta y la interna que produce el propio organismo.


Debido a que el organismo puede producir su propio colesterol, existe la posibilidad que personas que no consuman exceso de colesterol, tengan niveles sanguíneos elevados por tener algún desorden genético-metabólico que conlleva a dicha elevación.


Los alimentos derivados de animales son ricos en colesterol especialmente huevos, lácteos y las carnes. El organismo absorbe aproximadamente la mitad del colesterol contenido en la dieta. Los esteroles vegetales son escasamente absorbidos por el organismo.

El hígado es el principal órgano productor de colesterol (10 % del total), siendo otros órganos importantes en la producción como el intestino, corteza suprarrenal, testículos y ovarios. La síntesis del colesterol se halla regulada sobre todo por la ingesta de colesterol en la dieta.

El colesterol por ser una grasa es poco soluble en agua, por lo que si se transportara libre por la sangre sería en forma de gotas de colesterol y se vería en nuestra sangre como gotas de grasa.

Pero el caso, es que la naturaleza ha ideado una manera de hacer soluble en agua al colesterol y transportarlo por la sangre y esto es por medio de lipoproteínas.


Los niveles altos de colesterol suponen un riesgo de enfermedades del corazón, ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares, y generalmente se desarrollan de manera gradual, como resultado de una dieta y hábitos de vida poco saludables; por ello llevar una dieta y seguir un estilo de vida sanos entre otros, pueden ayudar a reducir el colesterol.


HÁBITOS DE VIDA

Es muy importante modificar los hábitos de vida poco saludables, como el alcohol y el tabaco; el consumo excesivo de alcohol puede aumentar los niveles de colesterol y triglicéridos, por ello es necesario limitar la ingesta de alcohol, tanto en hombres, como en mujeres. También es importante dejar de fumar, ya que daña los vasos sanguíneos y puede aumentar las probabilidades de desarrollar enfermedades del corazón o cáncer. Evita también el exceso de sal y cafeína.


EJERCICIO FÍSICO

El ejercicio es otro factor primordial en la reducción del colesterol naturalmente, ya que ayuda a perder el exceso de peso, y reducir los niveles de colesterol LDL; establece una rutina de ejercicios de intensidad moderada, durante al menos 30 minutos unos cinco días de la semana.


EJERCICIOS AERÓBICOS

Los ejercicios aeróbicos, como caminar, correr, montar en bicicleta o nadar, son el mejor tipo de ejercicios para reducir los niveles de colesterol; estos ejercicios debes de realizarlos durante 30 minutos, al menos cinco días a la semana, con una intensidad moderada, aunque dependerá de tu condición física y puede que debas de comenzar con una rutina más suave.


La realización de ejercicios aeróbicos harán que el corazón bombee más rápido y fuerte, lo que aumentará el metabolismo, y se quemarán más calorías, y afectará directamente a los niveles de colesterol LDL; el ejercicio estimulará la producción de enzimas, que ayudan a mover el colesterol de las paredes de las arterias hasta el hígado, el cual será eliminado fuera del cuerpo.



Si tienes el colesterol alto, adopta una dieta que ayude a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos.

Consume principalmente frutas, verduras, hortalizas, cereales integrales, legumbres, nueces y aceite de oliva virgen extra en crudo.

La dieta debe de ser baja en colesterol y grasa, donde la ingesta de grasa total debe estar entre el 25 y 35 % de las calorías diarias, de las cuales el 7 % de las calorías deben provenir de las grasas saturadas y menos del 1 % de las grasas trans. Evita los fritos, alimentos procesados y precocinados, carne grasa, embutidos, mantequilla, lácteos, y reduce la ingesta de colesterol a menos de 300 mg por día, presente en la yema de huevo y carnes rojas.


Existen 3 tipos de grasas, que usted debe conocer: 

Las saturadas: muy relacionadas con el nivel de colesterol sanguíneo, se encuentran en los pellejos de pollo y res, la manteca vegetal y de cerdo, las comidas rápidas, la repostería, la mantequilla, queso crema, natilla y el aceite de coco. 

Las poliinsaturadas, constituidas por los ácidos grasos omega-3 y omega-6, presentes en los aceites de maíz, girasol, soya, aceite de pescado, la margarina, la mantequilla de maní, las nueces, almendras. 

Las monoinsaturadas, protectoras del corazón por excelencia, abundantes en el aceite de oliva y canola, principalmente. 


De acuerdo con los hábitos de alimentación y estilo de vida de la persona, pueden variar los tipos de colesterol existentes, es decir el LDL o "colesterol malo" y el HDL o "colesterol bueno". El primero, al ser oxidado se deposita en las paredes de las arterias formando placas de grasa, que favorecen las enfermedades cardíacas; el segundo, se ha ganado su sobrenombre, por que saca el colesterol de la sangre para llevarlo al hígado y luego eliminarlo.


Directrices de la American Heart Association 

La American Heart Association recomienda que tu dieta diaria incluya no más de 16 g de grasa saturada y no más de 2 g de grasas trans al día. Una dieta vegana no incluye productos de origen animal, por lo que automáticamente, elimina la mayor fuente de grasas saturadas. Sin embargo, los alimentos procesados, como papas fritas, galletas y barras de granola, pueden contener grasas trans y saturadas, más de las que debes consumir. La AHA también recomienda que los hombres limiten las calorías de los alimentos con azúcar agregada a 150 por día y las mujeres se limiten a 100 calorías de azúcar por día. También debes consumir de 50 a 100 g de fructosa al día. 


Desayuno 

Un menú vegano que incluye alimentos poco procesados ​​y muchos granos enteros, legumbres, frutas y verduras mantendrán tu dieta dentro de las directrices de la AHA. Para el desayuno, prueba un plato de avena cocida con soya, arroz o leche de almendra y cubierto con nueces picadas, manzana y canela. También puedes disfrutar de tostadas multigrano con mantequilla de maní y rodajas de plátano o un muffin inglés de trigo entero rematado con aguacate y rodajas de tomate. De igual forma puedes considerar un tazón de mezcla de bayas cubiertas con yogur de soja y semillas de linaza. 


Almuerzo

Necesitas alrededor de 5 a 6 onzas de proteína al día. El tofu, frijoles y otras legumbres, mantequilla de maní, mantequilla de almendras, leche de soya y queso de soya pueden ayudar a satisfacer esta necesidad sin agregar grasas saturadas en tu dieta. Mantén la ingesta de grasas trans baja sustituyendo el aceite de oliva por margarina y acortándola con aceites de cocina. Las opciones de almuerzo con bajo contenido de azúcar y bajo en grasa, incluyen un equilibrio de proteínas y carbohidratos que incluyen una ensalada de espinacas cubierta con fresas, tomates, nueces y tomates secados al sol con vinagre balsámico, frijoles vegetarianos al horno con arroz y brócoli, y pan de trigo integral cubierto con salsa marinara, tomates, espinacas y queso de soja derretido con sabor a mozzarella. 


Cena 

Para la cena, prueba verduras y tofu sofrito o pasta de trigo entero con una mezcla de verduras. Otras opciones incluyen la sopa de guisantes servida con un rollo multigrano y ensalada verde mixta o una papa dulce al horno cubierta con brócoli y queso de soja con sabor a cheddar. Mantén baja tu ingesta de azúcar evitando la soda regular y productos horneados comerciales. Si quieres postre en la cena, considera un batido de fruta con leche de arroz, una manzana al horno rociada con harina de avena o una pequeña porción de mousse de chocolate tofu.



10 ALIMENTOS PARA BAJAR EL COLESTEROL

1. Aceite de oliva, aceite de cacahuete (maní),las aceitunas y los aguacates. (grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas)   Reducción de Colesterol: 18%

Lo más efectivo para reducir drásticamente el nivel del colesterol LDL es sustituir las grasas saturadas de animales y otros alimentos con altos niveles de colesterol por grasas más saludables como el aceite de oliva, el aceite de cacahuete (maní) y el aguacate.

Una dieta rica en aceite de girasol y de oliva, que contienen 12,9% de grasas saturadas, 15,1% de grasa monoinsaturada, y 7,9% de grasas poliinsaturadas puede lograr una reducción del 18% en las personas niveles altos de LDL.



La avena ha demostrado ser eficaz en la reducción de los niveles de colesterol LDL. Agreguela a los cereales calientes y haga pan de avena.

Coma avena todas las mañanas o cambie su arroz a integral. Esto puede ayudarle a obtener más salvado en su dieta y reducir sus niveles de colesterol.


3. Semillas de lino  Reducción de Colesterol: 14.8%

50 gramos de semillas de lino al día han demostrado reducir el colesterol LDL en adultos jóvenes sanos hasta en un 8%. 38 gramos de semillas de lino al día redujeron el colesterol LDL en un 14% en personas con colesterol alto (hipercolesterolemia).

En ambos estudios, las semillas de lino que se consumieron fueron un bollo de pan o acompañando otros alimentos. Las semillas de lino puede ser fácilmente incorporadas en los productos horneados, así como las puede añadir a los cereales calientes como la avena y los batidos.


4. Ajo. Reducción de Colesterol: 12.9%

Los estudios han demostrado que menos de la mitad de un diente (900 mg) de ajo crudo al día puede reducir el colesterol por 12.9%. El ajo crudo se puede agregar a aderezos de aceite de oliva, a las ensaladas o como guarnición de sopas y sandwiches.

5. Almendras. Reducción del colesterol: 5-10%

Varios estudios indican que comer hasta una taza de almendras al día pueden reducir los niveles de colesterol hasta en un 10%.

En un estudio se encontró que la mitad de una taza de almendras reduce el colesterol en un 5% y una taza lo reduce en 10%.

Las almendras son un alimento rico en calorías, por eso no se recomienda que consumir más de una taza. Las almendras son buenas como un aperitivo o como complemento de cereales para el desayuno como la avena.


6. Alimentos con Licopeno.  Reducción del colesterol: 0-17%

El licopeno es un pigmento carotenoide que le da a las frutas y verduras su color rojo. Se encuentra en los tomates, la sandía, y varios otros alimentos de alto contenido licopeno.

Los estudios sobre si el licopeno reduce el colesterol LDL son contradictorios. Algunos estudios reportan una reducción del 10-17%, mientras que otros no encuentran diferencias.

A pesar de esto hecho se cree que el licopeno, es bueno para promover la salud del corazón aun cuando no se sepa con certeza si disminuye el colesterol LDL.


7. Las nueces y los pistachos. Reducción de Colesterol: 10%

Numerosos estudios reportan una reducción del colesterol con el consumo de nueces o pistachos.

Esto es especialmente cierto cuando las grasas de los frutos secos reemplazan el consumo de otras grasas altas en colesterol.

El consumo de alrededor de 30 gramos de nueces, o el equivalente a un 20-30% de la ingesta calórica totales necesario para reducir el colesterol.


8. La cebada. Reducción de Colesterol: 10.7%

Al igual que la avena y el arroz, la cebada reduce el colesterol, especialmente cuando se utiliza como sustituto de productos de trigo.

La cebada puede sustituir al trigo en forma de pasta de cebada, harina de cebada, cebada perlada o en conjunto.


9.Chocolate negro y esteroles vegetales. Reducción de Colesterol: 2.5%

Se ha demostrado que los esteroles vegetales y los flavonoides del cacao oscuro (no el chocolate con leche) reducen el colesterol en un 2-5%.

Además, se ha demostrado que los esteroles vegetales (fitosteroles), que se encuentran en todas las plantas y en particular en los aceites vegetales como el aceite de maíz y el de soja pueden reducir el colesterol LDL hasta en un 16%.

Sin embargo, esta reducción se debe principalmente a la inhibición de la absorción del colesterol, y no tendría un gran efecto si se consume poco o ningún colesterol.


10. Té verde. Reducción de Colesterol: 2.5%

El té verde ha sido durante mucho tiempo un alimento básico en Asia Oriental donde se cree que lava el aceite (la grasa) del cuerpo.

Los estudios sugieren que el té verde puede reducir el colesterol en un 2-5%. El té verde sin azúcar también tiene pocas calorías (por lo general menos de 10) y puede ser un excelente sustituto para una variedad de bebidas.



Batido verde de albahaca 
para reducir el colesterol


Un batido verde te llenará de vitalidad, de vitaminas, de minerales y nutrientes de toda clase. También te puede ofrecer interesantes propiedades para luchar contra el colesterol alto. Esta opción en particular, mezcla albahaca, cilantro y alfalfa, entre otras cosas. ¿Te animas a probarlo?

Tal es el caso de este batido verde de albahaca (entre muchos otros ingredientes más), que contiene dentro de sus elementos a varias de las mejores plantas medicinales que emplea la medicina ayurveda para luchar contra el colesterol. Así, podrás obtener una mezcla más que saludable, con ingredientes que te ayudarán en varios sentidos y que, además, te sentará muy fresco. ¡No dejes de probarlo!


Ingredientes: 

Media taza de brotes de alfalfa (se puede reemplazar por hierba de trigo) 
Media taza de cilantro fresco 
Media taza de albahaca 
Una taza y media de agua fresca 
Una cucharadita de cúrcuma 
Una cucharada de jengibre rallado 


Preparación
Lava bien los brotes, la albahaca y el cilantro. Coloca en el vaso de la batidora, donde incorporarás el jengibre, la cúrcuma y, por supuesto, el agua. 
Procesa la mezcla hasta que te quede un batido homogéneo y sin grumos, ya quedando listo para ser consumido. 


¿Cuándo debo consumirlo? 
Como con la mayoría de los batidos, dado su efecto depurativo y el estado virgen del cuerpo a la hora de recibir nutrientes, el ayuno es el momento indicado. 

Si te resultara demasiada cantidad, prepara menos o reserva una parte para consumir por la tarde o antes de acostarte. 


¿Qué me aportará este batido? 

La albahaca es una auténtica todo terreno a la hora de luchar contra el colesterol. Evita la formación de ateromas, es buena para la circulación, ayuda a emulsionar las grasas, aporta fibras y también vitaminas de todo tipo y color. 

La cúrcuma es una especie oriental que tiene, al menos, cuatro investigaciones científicas que avalan su efectividad a la hora de luchar contra el colesterol alto. Es antioxidante, cardio protectora y también impide que se acumule grasa en las paredes arteriales. 

El jengibre es un proverbial elemento para ayudar a que la circulación sanguínea sea la correcta. Además, es un gran depurativo y desintoxicante del organismo. 

El cilantro, por su parte, ayudará con sus propiedades diuréticas a limpiar los riñones y a eliminar excesos de colesterol por vía urinaria. 

La alfalfa, por último, le dará a este batido un toque esencial y necesario a la hora de luchar contra el colesterol: un enorme porcentaje de fibra, que alcanza a casi el 25 por ciento de su composición. 




Los componentes de Cholesterol Support ayudan a bajar el Colesterol malo LDL, y a subir el colesterol bueno HDL.