domingo, 31 de agosto de 2014

VIDA SALUDABLE



1. EQUILIBRIO: una buena alimentación, ejercicio físico y un modo de vida saludable previenen enfermedades y aseguran la calidad de vida.

2. EDUCACIÓN: la educación nutricional y el fomento del deporte debe iniciarse desde la infancia. Y esto debe ser una prioridad para nuestra sociedad.

3. EJEMPLO: los adultos deben dar buen ejemplo con hábitos alimentarios saludables a los niños y adolescentes

4. PAUTAS SALUDABLES: es responsabilidad de los educadores y de los padres establecer los hábitos de vida saludables sobre nutrición, fomentando a la vez la práctica deportiva y limitando las actividades ligadas al ocio sedentario, como un exceso de horas ante el televisor, el ordenador o los videojuegos.

5. COMER DE TODO ES COMER SANO: los alimentos no son “buenos” o “malos”, lo que importa es el equilibrio y la proporción.

6. EL EJERCICIO FÍSICO ES MÁS QUE SALUD: la situación nutricional de niños y jóvenes puede mejorarse diseñando una estrategia que incida sobre el conocimiento, la actitud y la conducta. La práctica deportiva es conveniente, más allá de sus beneficios físicos, por su contribución a la formación integral de la persona y al desarrollo psíquico necesario para alcanzar la madurez.

7. MÁS LÍQUIDOS: En general, los jóvenes toman menos cantidad de líquido de lo aconsejado. Se debe aumentar el consumo de agua, zumos o bebidas hasta un mínimo de 2 - 2,5 litros al día.

8. COMPROMISO DE LA ADMINISTRACIÓN: los poderes públicos tienen una responsabilidad clave al decidir los programas de educación en los colegios, institutos y universidades y en la planificación del entorno urbanístico.

9. EL URBANISMO DEBE CONTRIBUIR: desde el punto de vista urbanístico, las ciudades deben recuperar y desarrollar espacios que permitan la práctica de estos hábitos de vida saludable.

10. EQUILIBRIO PARA LA SALUD Y EL BIENESTAR: en resumen: una alimentación variada y equilibrada, junto con un aumento de la actividad física, tienen una repercusión positiva en la salud y bienestar.

Visítanos en Facebook

viernes, 29 de agosto de 2014

MORINGA, EL ÁRBOL DE LA VIDA Y SUS VIRTUDES





Todas las partes del árbol son comestibles, desde las raíces hasta las semillas de las frutas y sus beneficios son muy diversos, tanto para la agricultura, la alimentación y la medicina. Se han realizado pocos estudios para conocer a fondo las propiedades de la moringa, pero lo que se conoce hasta el momento es suficiente para alentar investigaciones exhaustivas, ya que es un árbol dotado de maravillas para los humanos.

Entre las principales propiedades de la moringa podemos mencionar:

Las hojas de moringa tiene propiedades benéficas para el cuerpo humano debido a la cantidad de vitaminas, minerales, ácidos grasos y proteínas que esta posee.
Las raíces de la moringa tienen propiedades diuréticas.
Las raíces de moringa también ayudan con problemas del sistema circulatorio.
La raíz tiene compuestos cuyas propiedades ayudan a regular el aparato digestivo, previniendo la diarrea o el estreñimiento.
La semillas de moringa tienen propiedades antibacteriales.
Las flores de moringa son ricas en antioxidantes y aminoácidos.
Las hojas también posee propiedades antibacteriales y antivirales.
Las hojas son usadas por sus cualidades antiinflamatorias.

Un universo de salud en tan sólo una hoja

Las hojas del árbol de moringa poseen una gran cantidad de propiedades debido a sus proteínas; minerales como hierro, fósforo, potasio, calcio y ácidos grasos esenciales; vitaminas A, C y parte del complejo B. De hecho, las hojas contienen una mayor proporción de vitamina C que una de las frutas con mayor aporte de dicha vitamina: la naranja.

Las hojas también poseen más vitamina A que las zanahorias, más calcio que la leche de vaca y tanto potasio como los plátanos. El título del árbol de la eterna juventud no es exagerado a que la moringa tiene muchísimas propiedades benéficas para el organismo.

Con base en estudios realizados, una pequeña cantidad de las hojas del árbol de moringa, específicamente tan sólo las puntas de éstas, aportan el 23 por ciento del valor diario recomendado de ingesta de vitamina A y hasta el 18 por ciento de vitamina C. Éstas pueden ingerirse crudas puesto que pueden ser tratadas como vegetales y gracias a ello, pueden convertirse en un ingrediente muy nutritivo en ensaladas y sopas.


COMPRAR MORINGA AHORA

EN FACEBOOK

lunes, 25 de agosto de 2014

EL HIERRO Y SU HIJO

¿Se ha preguntado alguna vez por qué hay tantos cereales, papillas y leches especiales para bebés que están enriquecidos con hierro?
El hierro es un nutriente esencial en la dieta diaria de cualquier niño y es necesario para fabricar hemoglobina, el componente de los glóbulos rojos encargado de transportar oxígeno. Los glóbulos rojos circulan por el cuerpo para repartir oxígeno a todas las células del organismo. Cuando no hay suficiente hierro, el cuerpo no puede fabricar suficientes glóbulos rojos y los tejidos y órganos del cuerpo no pueden recibir el oxígeno que necesitan para funcionar adecuadamente. Por eso es tan importante que los niños y adolescentes ingieran suficiente hierro en su dieta diaria.

¿Cuánto hierro necesita un niño?

Los niños requieren diferentes cantidades de hierro en distintas edades y etapas de la vida. He aquí unas directrices para saber cuánto hierro deberían tomar en cada etapa para crecer y desarrollarse adecuadamente:
  • Los lactantes alimentados con leche materna tienden a recibir suficiente hierro de sus madres hasta que tienen entre 4 y 6 meses de edad, momento en que se suelen introducir en su dieta las papillas de cereales enriquecidas con hierro (aunque las madres que dan el pecho a sus bebés deberían seguir tomando las vitaminas prenatales). Los bebés alimentados con leche artificial deberían tomar variedades enriquecidas con hierro.
  • Los lactantes de 7 a 12 meses necesitan 11 mg de hierro al día. Los bebés de menos de un año deberían tomar papillas de cereales enriquecidas con hierro aparte de la leche materna o una leche infantil enriquecida con hierro.
  • Los niños pequeños de menos de cuatro años necesitan un aporte de 7 miligramos de hierro por día en la dieta. Para niños entre cuatro y ocho años necesitan 10 miligramos por dia y entre nueve y trece años 8 miligramos por día.
  • Los adolescentes deben tomar 11 mg de hierro al día, mientras que las adolescentes deben tomar 15 mg. (La adolescencia es una etapa de rápido crecimiento y además las adolescentes necesitan reponer el hierro que pierden cada mes a través de la mestruación.)
  • Los atletas jóvenes que practican regularmente un ejercicio intenso tienden a perder más hierro y pueden requerir un aporte extra de hierro en su dieta.

¿Qué entendemos por deficiencia de hierro?

La deficiencia de hierro ocurre cuando las reservas de este mineral que hay en el organismo se empiezan a agotar. Puede ser un problema en algunos niños, particularmente aquellos que tienen entre uno y tres años de edad y en los adolescentes (sobre todo en las chicas que tienen fuertes menstruaciones). De hecho, muchas adolescentes están en situación de riesgo de padecer una deficiencia de hierro -incluso aunque tengan menstruaciones normales- si sus dietas no contienen suficiente hierro para compensar las pérdidas de glóbulos rojos portadores de hierro que tienen lugar durante la menstruación. Asimismo, los atletas adolescentes pierden hierro a través del sudor y por otras vías cuando hacen ejercicio intenso.
Tras cumplir 12 meses, los niños pequeños se encuentran en situación de riesgo de padecer una deficiencia de hierro porque dejan de beber leche artificial enriquecida con hierro y pueden no estar tomando papillas de cereales enriquecidas con hierro o suficiente cantidad de otros alimentos ricos en este mineral para compensar la diferencia.
El hecho de beber mucha leche de vaca (más de 700 ml al día) también puede colocar a un niño pequeño en situación de riesgo de desarrollar una deficiencia de hierro. He aquí el porqué:
  • La leche de vaca contiene muy poco hierro.
  • Los niños, especialmente los que tienen entre uno y tres años, que beben mucha leche de vaca pueden perder parte del apetito y ser menos proclives a comer otros alimentos ricos en hierro.
  • La leche reduce la absorción de hierro y también puede irritar la mucosa que recubre el interior de los intestinos, provocando leves hemorragias y la pérdida gradual de hierro a través de las heces.
La deficiencia de hierro puede afectar negativamente al proceso de crecimiento y desarrollo de un niño, pudiendo provocar problemas de aprendizaje y de comportamiento. Puede evolucionar a una anemia ferropénica, un trastorno asociado a una reducción de la cantidad de glóbulos rojos en la sangre.
Muchas personas que padecen anemia ferropénica no tienen ningún síntoma ni ningún signo porque las reservas de hierro del organismo suelen disminuir muy lentamente. Pero, a media que va progresando la anemia, pueden aparecer algunos de los siguientes síntomas:
  • fatiga y debilidad
  • palidez en la piel y las mucosas
  • aceleración de la frecuencia cardiaca o un nuevo soplo en el corazón (detectado en una exploración pediátrica)
  • irritabilidad
  • pérdida de apetito
  • mareos, vértigos o sensación de que se te va la cabeza.
Si su hijo presenta cualquiera de estos síntomas, hable con el pediatra; probablemente le mandará un simple análisis de sangre para determinar si tiene o no anemia ferropénica y, en caso afirmativo, le recetará un suplemento de hierro. De todos modos, puesto que un aporte excesivo de hierro también puede provocar problemas de salud, no debería darle nunca a su hijo suplementos de hierro sin preguntárselo antes al pediatra.

El hierro en la dieta habitual de su familia

Aunque este nutriente se encuentra en diversos alimentos, el hierro de origen animal se absorbe mejor que el de origen vegetal. Algunos de los ejemplos de alimentos ricos en hierro que pueden incrementar el valor nutritivo de la dieta familiar incluyen:
  • Semillas de chia
  • tofu
  • cereales enriquecidos con hierro
  • guisantes y frijoles
  • fruta deshidratada
  • verdura de hoja oscura, como las espinacas y las acelgas
  • melaza residual
  • cereales para el desayuno enriquecidos con hierro.
Aparte de servirle a su hijo una dieta rica en hierro, he aquí algunas formas de asegurarse de que el niño está ingiriendo suficiente hierro:
  • Limite la ingesta de leche de su hijo a entre 470 y 700 ml diarios.
  • Siga dándole cereales enriquecidos con hierro hasta que tenga entre 18 y 24 meses.
  • Sírvale alimentos ricos en hierro junto con otros que contengan vitamina C -como tomates, brécol, naranjas y fresas- que favorece la absorción del hierro.
  • Evite servir café o té a la hora de las comidas -ambos contienen taninos que reducen la absorción de hierro.
  • Si su hijo es adolescente y/o vegetariano, supervise su dieta para asegurarse de que está ingiriendo suficiente hierro. Puesto que el hierro de origen animal se absorbe mejor que el de origen vegetal, tal vez necesite añadir alimentos enriquecidos con hierro a la dieta de su hijo.
Asegúrese de llenar la despensa de alimentos ricos en hierro o enriquecidos con hierro, tanto para incluirlos en las comidas principales como en los tentempiés entre comidas. Sirva a su familia alimentos ricos en hierro cada día y enseñe a su hijo que el hierro es una parte importante de una dieta saludable.

viernes, 22 de agosto de 2014

LENTEJAS GERMINADAS - RIQUISIMO!!


Hace un par de meses aprendí a germinar lentejas con un tutorial que encontré en este maravilloso blog. También aprendí a germinar quinoa y garbanzos, pero esa historia es para después. 
El proceso es realmente muy fácil: 
  1. Se lavan bien y se ponen a remojar de un día para otro (yo remojé una taza de lentejas).
  2. Se enjuagan y se escurren bien.
  3. Se ponen en un recipiente de cerámica o de vidrio (puede ser en un envase de vidrio como los de mermelada o en un plato hondo en el que quepan “cómodamente” las lentejas).
  4. Se cubren con una toalla desechable de cocina o con una tela de fibras naturales bien limpia (por ejemplo lino). Se ponen en un lugar bien ventilado pero lejos de la luz directa hasta el otro día.
  5. ¡Listo! Al siguiente día ya vas a ver que tienen unas “colitas”. Eso significa que ya germinaron. Yo les di otro día más para que las colitas crecieran más, ¡algunas incluso empezaron a sacar hojas!




Sólo es necesario saltear unos cuantos minutos para que los ingredientes se calienten. No hace falta cocinar las lentejas (quedan crujientes, llenas de nutrientes, maravillosas) y se pueden añadir o reemplazar los ingredientes según lo que tengas disponible. 
¡Así de fácil! Comida rica, sana, sin carne, sin lácteos, sin huevo, llena de colores, sabores y nutrientes. Puro poder alimenticio.
Si acaso tienen dudas sobre los valores nutricionales de las lentejas, les dejo esta tabla comparativa, con datos obtenidos en la página de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura):

jueves, 21 de agosto de 2014

PIRAMIDE DEL BIENESTAR DIGESTIVO



Los problemas digestivos pueden quedarse en el olvido si se cambian algunos hábitos. Al respecto, Médicos de la Federación Española del Aparato Digestivo realizaron una pirámide del bienestar digestivo, en la que proponen acciones concretas que te ayudarán gozar de una salud digestiva y a prevenir reflujo, gastritis, gases, colitis, entre otros malestares.
Nunca
  • Evita el cigarro pues sus toxinas dañan el sistema digestivo.
  • Deja los laxantes, pues estos dañan la flora intestinal.
  • Reduce el estrés y la ansiedad, pues estos favorecen los malestares digestivos.
  • Disminuye tu ingesta de grasas, ya que retardan el proceso digestivo.
Regularmente
  • Controla tu peso y evita el sedentarismo, pues estos atacan tu aparato digestivo.
  • Ve con frecuencia al baño, y no te aguantes las ganas de evacuar.
Cada dos días
  • Come legumbre en los refrigerios de la tarde.
  • Consume ensaladas de frutas, o yogur con fruta seca y granola.
  • Corre, nada o anda en bici 10 minutos al día para realizar en total 1 hora a la semana.
Diario
  • Consume frutas frescas y con cáscara.
  • Come verduras, ya sea cocidas o crudas, aceite de oliva, arroz y pastas integrales, porque la fibra que contienen estos alimentos ayuda al funcionamiento correcto del intestino.
  • Bebe de 8 a 10 vasos de agua natural.
  • Camina 30 minutos diarios.


martes, 19 de agosto de 2014

10 COMIDAS QUE AFECTAN TU HIGADO


1. Carnes rojas
¿A quién no se le antojó un delicioso corte de carne de res? Aunque su sabor es inigualable, consumir con mucha frecuencia este alimento puede derivar en problemas a futuro, por ejemplo, en que tu hígado ya no procese las proteínas de la mejor manera, así como cualquier comida en general, explica la Clínica Mayo.
Ricas en grasas
Además de ser altas en proteínas las carnes rojas también tienen niveles elevados de grasas, lo que significa una acumulación de ácidos grasos y triglicéridos en tu hígado, algo negativo para tu salud a la larga. Según la Dra. Melissa Palmer, “incluso los cortes más magros de carne tienen altos contenidos de grasa”.
2. Alcohol
Sin duda uno de los productos más conocidos que terminan con el hígado. De hecho, consumir alcohol puede derivar en una inflamación en dicho órgano que si no es atendida a tiempo puede cicatrizar y con el tiempo causar cirrosis, explica la Biblioteca Nacional de Medicina.
Bebida destructora
El que tengas un hígado muy resistente y capaz de regenerarse, no significa que sea invencible, ya que cada vez que éste filtra el alcohol que consumes algunas de sus células mueren, lo que dificulta a la larga su capacidad para reestablecerse.

3. Comida rápida
¿Eres un gran amante de las hamburguesas o la pizza? Quizás deberías ser más selectivo luego de leer esto, ya que estas comidas contienen una alta mezcla de sodio y de grasas, las cuales se pueden acumular en el hígado y así causar un daño hepático. Informa la Biblioteca Nacional de Medicina.
Daños notorios
Un estudio hecho por el doctor Fredrik H. Nystrom, del Hospital Universitario de Likoping, en Suecia, se encargó de cambiar los hábitos saludables de un grupo de 18 voluntarios adultos, quienes dejaron el ejercicio y la alimentación ejemplar por el sedentarismo y la comida chatarra.
Resultados nada buenos
Luego de cuatro semanas de seguimiento se encontró que casi una cuarta parte de los voluntarios había subido 14 libras (6.5 kilos) en promedio. Además se registró que el nivel de la enzima hepática conocida como alanina aminotransferasa aumentaba constantemente, lo cual no es bueno para el hígado.
4. Refrescos
De refrescantes no tienen nada, pues debido a sus altos contenidos de azúcares generan la sensación de más sed. Según el Dr. Nimer Assy, director de la Unidad Hepática en el Ziv Medical Center de Israel, las personas que beben más de un cuarto de litro de estas bebidas endulzadas al día pueden desarrollar enfermedad de hígado graso.

5. Proteínas
De acuerdo con la Clínica Mayo, llevar a cabo una dieta muy elevada con estos nutrientes aumentará el riesgo de presentar un mal funcionamiento hepático, esto es porque éste tendrá que eliminar las toxinas que surgen cuando la proteína se digiere.
6. Sal
Aunque es indispensable para el cuerpo, pues gracias al sodio se puede mantener la presión arterial y hay un equilibrio de líquidos en el cuerpo, consumirla de más puede causar que el hígado deje de producir proteínas como la albúmina y en consecuencia, se eleve la presión en los vasos sanguíneos de este órgano.
Cuánto consumir?
De acuerdo con la Canadian Liver Foundation la cantidad recomendada al día de sodio es de 1,500 mg. No obstante, si se es mayor de 50 años, el consumo debe reducirse a 1.300 mg y a 1,200 cuando se rebasan los 70 años de edad.

7. Medicamentos
Fueron hechos para sanar algún problema en tu organismo y pueden hacerte sentir mejor, si son tomados incorrectamente, por ejemplo en una automedicación o al ser mezclados con alcohol, tu hígado también puede sufrir daños. Frente a esto no hay nada mejor que recibir la asesoría médica.
8. Cigarro
Pitada tras pitada, no sólo tu pulmón se va consumiendo, sino también tu hígado, esto es debido a que las sustancias químicas presentes en dicho producto son capaces de causar daños irreversibles en las células del órgano al afectar el proceso de estrés oxidativo.

9. Suplementos
Algunas investigaciones sugieren que los suplementos dietéticos o nutricionales pueden aumentar la producción de ciertas enzimas del hígado cuando se toma en cantidades excesivas.

10. Pesticidas
¿Sabías que exponerte a este producto químico a través de frutas, verduras y alimentos adulterados también puede dañar el hígado? De acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) esto es una realidad. De ahí la importancia de lavar, desinfectar estas comidas y si es posible pelarlas.

¿Qué comer?
Mientras algunos alimentos simplemente “destruyen” tu hígado, otros te ayudarán a mantenerlo sano. Por ejemplo, se ha encontrado que las frutas que son altas en antioxidantes como las ciruelas pasa, la mora azul, fresas, naranjas, manzanas, y melones ayudan a eliminar los radicales libres permitiendo que este órgano trabaje mejor.

¿Cómo cuidarme?
Tú tienes la decisión de hacer algo por tu salud y la de tu hígado. Hacer ejercicio regularmente, llevar una alimentación equilibrada y baja en sal, evitar el consumo de alcohol y tabaco son sólo algunas claves que te ayudarán a mantenerte sano. Para más información puedes acudir con tu médico. 


viernes, 15 de agosto de 2014

CHILE CONTRA EL CÁNCER DE COLON



El chile o ají es la especia más cultivada en el mundo, tanto por sus propiedades culinarias como medicinales. A estas últimas, se les suma su efecto protector contra el cáncer de colon. De acuerdo con investigadores de la Universidad de California en San Diego, la capsaicina o el ingrediente activo del chile activa un receptor en las células que recubren el intestino, disminuyendo el riesgo de desarrollar tumores colorrectales.

El receptor, denominado TRPV1, fue primero descubierto en las neuronas sensoriales, donde actúa como un centinela para el calor, acidez y químicos picantes en el medio ambiente. Un equipo liderado por el profesor Eyal Raz encontró que también funciona como un importante motor en la proliferación celular del intestino, cuyo revestimiento epitelial se reemplaza aproximadamente cada cuatro a seis días.


Experimentos con ratones genéticamente modificados para ser deficientes en TRPV1 resultaron en un mayor crecimiento de tumores intestinales. Si bien no existe una relación directa entre el malfuncionamiento de TRPV1 y el cáncer colorrectal en humanos, un análisis reciente de pacientes con este cáncer demostró que varios de ellos presentaban mutaciones en el gen TRPV1. 



Futuros estudios clínicos abordarán la posible asocioación directa entre TRPV1 y el cáncer colorrectal humano. Si realmente existe, la capsaicina podría ser el remedio. Tras administrar capsaicina a los ratones genéticamente alterados, los científicos constataron una disminución en el desarrollo de tumores en el tracto gastrointestinal y un aumento de más del 30% en su esperanza de vida.



Los resultados de la investigación, publicados en The Journal of Clinical Investigation, sugieren que TRPV1 funciona como un supresor de tumores en el intestino. Las personas con alto riesgo de padecer cáncer colorrectal podrían beneficiarse del consumo de capsaicina.



domingo, 10 de agosto de 2014

8 CONSEJOS PARA UNA MENOPAUSIA SALUDABLE


Prevenir es la mejor arma para los trastornos asociados en esta etapa de la vida de la mujer.

consejos

Mantenga una alimentación equilibrada

Para una nutrición adecuada, es necesario mantener una alimentación equilibrada y variada. 

Alimentos recomendados

Consuma mayor cantidad de frutas, verduras, leguminosas y fibra. Dé preferencia al aceite de oliva y a los aceites vegetales (de sésamo o ajonjolí, de linaza). 

Alimentos no recomendados

Evite las comidas ricas en grasa: carnes grasosas, embutidos, productos lácteos en general, postres, galletas, panecillos, pasteles, frituras, etc. 

Evite las bebidas alcohólicas

El consumo de alcohol no es nada recomendable durante la menopausia. Disminuir el consumo de alcohol controla los riesgos de pérdida de calcio. 

Evite el tabaco

Evite el tabaco ya que éste aumenta el riesgo de enfermedades cardiovascularesosteoporosis y cáncer. Las mujeres que fuman presentan cuadros de menopausia precoz

Realice algún deporte o actividad física

Practique algún deporte dos o tres veces por semana como mínimo. La actividad física le ayudará a conservar la flexibilidad y la fuerza muscular. Caminar es muy recomendable. Montar en bicicleta y nadar también son actividades muy recomendables. 

Sexualidad

Debido a la resequedad vaginal, es recomendable utilizar lubricantes durante las relaciones sexuales. 

Trate de evitar los sofocos (bochornos)

  • Consuma bebidas frías y trate de evitar las comidas demasiado calientes.
  • Mantenga ventilada su habitación.
  • Utilice aire acondicionado o un ventilador.
  • Evite las bebidas alcohólicas.
  • Evite el café y el té.
  • Utilice ropa hecha de algodón o de tejidos naturales.
  • No se abrigue en exceso en invierno. Póngase más bien la ropa "por capas" para que pueda sacarse alguna en caso de que tenga un sofoco.

Pierda peso

  • Es recomendable que trate de perder los kilos que aumentó en el inicio de la menopausia ya que el sobrepeso aumenta los sofocos (bochornos).
  • Mantenga una alimentación equilibrada.
  • No se someta a dietas demasiado estrictas.

Controle su estrés

  • Aprender a relajarse es indispensable.
  • El estrés afecta a la gran mayoría de las mujeres en el inicio de la menopausia.
  • El estrés se manifiesta a través de cuadros de angustia, cambios bruscos de humor, irritabilidad y de una sensación general de malestar. Trate de combatirlo.

Consejos

  • Evite los estimulantes (café, té, alcohol, dulces).
  • Practique algún deporte ya que éste permite liberar la tensión y provoca una sensación de bienestar.
  • Trate de mantener un sueño tranquilo y reparador.
  • Respire profundamente.
  • Tome un baño de agua caliente y trate de relajarse.


Duerma bien

Los buenos hábitos de sueño permiten evitar los insomnios. En algunos países, las instituciones encargadas de la salud han elaborado una lista de recomendaciones para obtener un "sueño de calidad":
  • Establezca un horario de sueño.
  • Despiértese a su propio ritmo.
  • Realice alguna actividad física durante el día.
  • Evite consumir estimulantes después de las 15 horas.
  • Evite los somníferos.
  • Cene algo ligero y por lo menos dos horas antes de irse a la cama.
  • Prepare un ambiente favorable para el sueño.
  • Realice actividades relajantes al final del día.
  • Acuéstese a la primera señal de sueño.

sábado, 9 de agosto de 2014

QUESO VEGANO!!

La alimentación de los veganos no contempla los ingredientes de origen animal en sus recetas. Más allá de no consumir carnes como los vegetarianos, la dieta es aún más restrictiva porque tampoco ingieren lácteos o huevos. Para poder disfrutar de más cantidad de platillos, los frutos y legumbres se convierten en “Quesos veganos”. Aprende cómo hacer algunos de ellos y ni te darás cuenta que no fueron hechos sin leche.


Ingredientes

  • 2 tazas de patata (360 gramos)
  • 1 taza de zanahoria (135 gramos)
  • 1/3 taza de aceite de oliva (70 gramos)
  • 1/2 taza de agua (125 mililitros)
  • 2 cucharaditas de sal
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1/2 taza de levadura de cerveza (35 gramos)
  • 1/2 de cucharadita de ajo en polvo
  • 1/2 de cucharadita de cebolla en polvo
  • 1 guindilla cayena

Instrucciones

En una olla con agua hirviendo y sal añadimos nuestras verduras troceadas y las cocemos unos 20 minutos o hasta que estén tiernas.
Echamos las verduras en una batidora o robot de cocina junto con el resto de ingredientes y batimos hasta obtener una textura cremosa y sin grumos.

jueves, 7 de agosto de 2014

Alimentos para prevenir la depresión





Para tener equilibrio emocional y mental debemos alimentarnos

saludablemente. Acá encontrarás los componentes que reducen la aparición de la depresión y además la combaten.

Parece ser que el fundamento de que "somos lo que comemos" es mucho más que una simple apreciación. La ciencia ha encontrado ingredientes de nuestras comidas dentro del ADN humano.


Un estudio descubrió que algunas hebras del ácido ribonucléico (ARN) de las verduras logran llegar a nuestro torrente sanguíneo luego de ingerirlas, regulando la expresión de los genes una vez dentro de nosotros.

Es por eso que viene a ser sumamente importante la alimentación que damos a nuestro cuerpo, que es la causante de un sinfín de enfermedades que podríamos evitar durante esas 4 comidas diarias.

Los bajos niveles de neurotransmisores, como la serotonina o la noradrenalina, están relacionados con síntomas depresivos, que pueden desaparecer al recibir nutrición para reactivarlos.




1.-Vitamina C



CC Keith Williamson / Flickr

La puedes encontrar en limones, naranjas y pomelos, en otras frutas y verduras como borraja, ajos y cebollas , bayas, piñas y papayas, anacardos o frutos secos, como nueces o almendras, además del nunca bien ponderado cochayuyo. Si consumes buenas dosis de estos alimentos podrás reducir los niveles de vanadio, un mineral que ha sido declarado culpable de la depresión bipolar.

2.-Vitamina B9


CC woodleywonderworks / Flickr

Espinacas, anacardos, espárragos, avena, col, pimientos, naranjas, zanahorias, lechugas, tomates, manzanas, peras, almendras. Son ricos en folacina, piridoxina, las cuales aumentan el nivel de serotonina, que representa un papel importante como neurotransmisor en la inhibición de la ira, la agresión, la temperatura corporal, el humor, el sueño, el vómito, la sexualidad y el apetito. Estas inhibiciones están relacionadas directamente con síntomas de depresión.



3.-Vitamina B12



4.-Aminoácidos

CC Jessica Spengler (WordRidden) / Flickr

El ajo, la cebolla, los anacardos, la avena, la col, la calabaza, las castañas y los cítricos en general, los tomates, los higos, el mango, los frijoles y alimentos de origen animal, como pescado, pollo y pavo, contienen triptófano, un relajante natural precursor de la serotonina.

En alimentos altos en proteínas, como leche o derivados de la leche, los huevos y las legumbres (lentejas, garbanzos, frijoles, soja, arvejas) podemos encontrar lafenilalanina, otro aminoácido que ayuda contra la depresión, ya que contribuye a la producción del neurotransmisor norepinefrina.



5.-Minerales

CC Tom Woodward (bionicteaching) / Flickr

Calcio, magnesio, potasio, selenio y litio, son los minerales más efectivos en el combate a la depresión. Alimentos ricos en calcio son verduras como ajos, cebollas, coles, frutas, tales como castañas, nueces, coco, higos, manzanas, mangos, plátanos, aguacates, almendras y cochayuyo.

6.- Carbohidratos complejos


CC Maria Pontikis (anthimeria) / Flickr

Son especialmente útiles para tratar algunos momentos de la depresión, tales como la depresión de otoño o de la depresión producida por el síndrome premenstrual.

Alimentos ricos en carbohidratos son trigo, avena, arroz y sus derivados, como pastas, fideos, espaguetis. También legumbres como habas , garbanzos, lentejas, soya, guisantes. Hortalizas como patatas, cebolla, espinacas, zanahorias, y frutas como manzanas, peras, melocotones, ciruelas.



7.- Ácidos grasos Omega-3



CC Dvortygirl / Flickr

Ayudan a mantener el equilibrio mental y evitar la depresión, también para mejorar o ayudar en el tratamiento de enfermedades como la esquizofrenia. Lo puedes encontrar en el pescado azul que contiene dos tipos de ácidos grasos omega-3 ácidos grasos: el ácido eicosapentaenoico- a veces conocido como EPA - y el ácido docosahexaenoico (DHA).

El aceite de pescado es la fuente más rica en omega-3 ácidos grasos. También lo puedes encontrar en linaza, canola, nuez, soya, trigo, avellana, almendras, lechuga, fruta, pepino, coles bruselas, espinacas, frambuesas y piñas.



8.- Capsaicina



CC jeffreyw / Flickr
Se encuentra en el ají o chile, en la pimienta cayena y en el jengibre. Lo relevante de que contenga capsaicina en que estimula la producción de endorfinas, conocidas comúnmente como "hormonas de la felicidad".