martes, 29 de octubre de 2013

CUIDADO CON LAS FAJAS Y LA FLACIDEZ MUSCULAR


En nuestra vida cotidiana, son muchas las mujeres de todas las edades que llevan faja o braguita reductora por la razón que sea. Algunas por obligación tras alguna intervención pero muchas se han acostumbrado a ella y ya no saben salir a la calle sin esa sensación de compresión.

Esa costumbre es muy negativa para el tono muscular: a la larga, podéis tener una flacidez importante que será muy difícil de solucionar. El músculo no trabaja, ya lo sostiene la faja y tiene que hacer bien poco ejercicio.
Si la llevas por capricho estético, porque tu figura se ve mucho más esbelta y afinada, mejor cambia de opinión y de táctica: ejercicio o dieta. Mejor ambas cosas. Si empezaste a llevar faja por algun motivo concreto y ya está superada esa etapa, debes pensar en dejarla en el cajón.
Si te cuesta porque hace mucho que la llevas, no te agobies. Intenta durante unas semanas llevarla sólo la mitad del día para irte acostumbrando a la nueva sensación. El fin de semana y siempre que puedas, quítatela. Si te sientes insegura, siempre puedes optar por llevártela al trabajo y hacerlo al revés: llevarla la segunda mitad de la jornada, cuando estamos más cansadas.
No sólo tu musculatura se verá pronto recompensada y empezará a trabajar más y mejor. Las fajas comprimen y eso afecta al sistema circulatorio. Al dejarla, todo empezará a circular mejor y beneficia a combatir tanto a la retención de líquidos como a la celulitis.
Claro está que si utilizas una faja o braguita reductora en ocasiones determinadas no pasa nada de esto. Será una ocasión puntual y no afecta. Bajo el vestido de fiesta, muchas la llevan.

¿Alimentación Biológica?


 
La alimentación bio o la dieta ecológica es aquella que se basa en alimentos orgánicos y frescos como fuente de alimentación básica. Conocida en el mundo entero porque algunas celebrities se han apuntado a esta moda, surge la polémica ya que los expertos defienden los verdaderos fines de la alimentación bio.

Fuentes básicas de la alimentación bio

Los productos orgánicos, la sal de mar, beber mucha agua, ingerir frutas frescas y productos lácteos descremados son las claves de alimentación bio.

Los alimentos orgánicos son aquellos que evitan ser tratados con pesticidas, hormonas, herbicidas y diferentes químicos dañinos para el organismo. La mayoría de las personas que optan por cambiar a este tipo de dietas se plantean un cambio en su vida.

lunes, 28 de octubre de 2013

Carnes Procesadas y embutidos


¿De qué manera afecta a las personas 

el consumo de embutidos y carnes procesadas?


De acuerdo a un reciente macro-estudio europeo, las personas que ingieren más de 20 gramos de este tipo de alimentos, como embutidos y hamburguesas, tienen más probabilidades de morir prematuramente.

El informe reveló que un alto consumo de este tipo de carne aumenta en un 72% el riesgo de morir de una enfermedad coronaria y en un 11% el riesgo de fallecer por culpa de algún tipo de cáncer.

De acuerdo a los responsables del estudio, la sal y las sustancias químicas utilizadas para conservar estos productos son perjudiciales para la salud.

En específico, los procesos de salado, ahumado o curado que se emplean en la elaboración de dichos alimentos conlleva la ingesta de carcinógenos o de sus precursores, como hidrocarburos policíclicos aromáticos, nitrosaminas y aminas heterocíclicas aromáticas, entre otras.

Sumado a lo anterior los embutidos y carnes procesadas, en comparación a la carne fresca, contienen una mayor proporción de ácidos grasos saturados y colesterol, los que se relacionan con el aumento del riesgo cardiovascular.

Las carnes procesadas como por ejemplo el tocino, las salchichas, los perros calientes, fiambres de carne, jamón envasado, chorizo, salchichón y prácticamente toda la carne roja se utiliza en las comidas preparadas congeladas. Por lo general, se fabrican con un ingrediente cancerígeno conocido como Nitrato de Sodio. Este ingrediente se utiliza como un fijador de color por las empresas de carne, con el propósito de crear la ilusión de que las carnes envasadas se vean frescas debido a su color rojo.  

Los 8 remedios naturales



Llevar un estilo de Vida saludable no consiste solamente en hacer ejercicio y llevar una buena alimentación. Una vida plena es tener un equilibrio en todas las aéreas de nuestra vida, no solo la física sino también la mental y espiritual. Existen ocho factores que ayudan a mantener la vida saludable e incluso a curar muchas enfermedades.

Llevar a cabo estas simples reglas le ayudará a vivir una vida plena y a tener una mejor calidad de vida.

Agua pura

Se sabe que el cuerpo está compuesto por casi el 70% de agua, y también sabemos que el agua es indispensable para la vida.

Para que nuestro organismo funcione necesita del agua ya que cada tejido, órgano y sistema funciona a base de líquidos, ayuda a humectar la piel, controla la temperatura del cuerpo.
Se recomienda consumir por lo menos dos litros de agua al día y en el verano incluso más. Es bueno tomar dos vasos de agua en ayunas ya que ayuda a eliminar las mucosidades que se produjeron durante la noche.
Además de que el agua es esencial para la limpieza exterior, tiene propiedades relajantes y es muy útil en el poder curativo de la hidroterapia.

Los buenos hábitos de descanso contribuyen a tener una buena calidad de vida, ya que cada célula de nuestro cuerpo necesita descansar por un periodo suficiente de tiempo cada día. Esto es especialmente para las neuronas, puesto que a diferencia de otros tipos de células, las neuronas no se reponen, o sea que no se van generando otras cuando mueren las viejas. Cuando dormimos las neuronas se limpian de todos los desechos metabólicos que se acumularon durante el día.

El descanso promueve la eficiencia mental y física del cuerpo reanimando las defensas del organismo. El uso sabio del descanso nos da salud y restauración, aparte de tiempo para reposar, relajarse y recuperar energías gastadas.

 

Todos sabemos que el ejercicio físico es necesario pero muy poco dedicamos realmente tiempo para practicarlo, aunque sabemos que el ejercicio es vital para la preservación de la salud.

Cuando realizamos ejercicio hacemos que el corazón se vuelva más eficiente ya que este bombea más rápido y se aumenta el ritmo respiratorio con lo que la sangre puede llevar más oxígeno al cerebro y a todos los órganos del cuerpo, además se queman calorías y se combate la obesidad por eso es necesario practicar por lo menos 30 minutos de ejercicio al día.



Luz solar

La luz del sol es nuestra principal fuente de energía sin la cual no sería posible la vida. Esta es indispensable para que nuestro organismo produzca vitamina D que es indispensable para la absorción de calcio y su utilización para los huesos. Las radiaciones solares ayudan a que se destruyan los gérmenes actuando como un desinfectante, por lo que es necesario que se tomen baños de sol durante las primeras horas de la mañana o las últimas de la tarde para respirar también del aire puro y disfrutar de la calidez del sol.



Aire Puro 

La vida inicia con el aliento de vida al nacer y termina cuando respiramos por última vez. Por lo tanto necesitamos del oxígeno para preservar la vida y del aire puro para nuestra salud.


Entre otras cosas el oxígeno es indispensable ya que ayuda a la oxidación de los alimentos liberando la energía necesaria para nuestro cuerpo. Por eso es necesario que cada día inicie con respiraciones profundas en un lugar abierto, mantener nuestra casa o dormitorio bien ventilada y cada vez que se pueda salir de la ciudad a respirar aire más puro.

 

La alimentación es el factor que más influye en la salud. No solo es importante que tipo de comida consumimos, sino cómo se prepara y cuándo se consume.

Un régimen vegetariano es ideal para mantener la salud. Si usted no es vegetariano no trate de cambiar de un día para otro, trate de ir cambiando su régimen gradualmente, consuma lo menos posible carnes de todo tipo y en su lugar aumente el consumo de frutas, verduras, leguminosas y tubérculos.


Temperancia 

La temperancia se puede definir como la abstinencia de lo malo y la moderación de lo bueno.

Existen muchos productos que son nocivos para la salud (tabaco, alcohol, bebidas estimulantes y drogas)  de los cuales se deben de abstener las personas que desean preservar su salud. Evitar el consumo de este tipo de sustancias es una de las mejores decisiones que puede tomar una persona que quiere tener una vida sana y feliz. Pero así como nos abstenemos de los productos que son nocivos para nuestra salud también debemos de moderar el consumo de los alimentos buenos aunque sean saludables, el exceso no es bueno y menos cuando se trata de alimentación.




Es muy cierto que la disposición mental afecta para bien o para mal el desempeño de nuestro organismo. Por ejemplo una persona depresiva y malhumorada se la pasara más tiempo enferma que una que ve todas las cosas de forma positiva. La mayoría de las enfermedades físicas provienen de la mente. Los enfermos que desean sanarse tienen más posibilidades que aquellos que ya perdieron toda esperanza, por eso es necesario tratar de mantener un equilibrio entre la parte física, mental y espiritual, hay que tratar de tomar las cosas con calma y relajarse, tratar de ser feliz y sobre todo no guardar resentimiento hacia los demás. 

Una buena manera de lograr esto es por medio de la fe en Dios por que puede ayudarle a sobre llevar de una manera más fácil sus problemas.


Extracto de Soya - Fitoestrógenos naturales

Numerosos estudios, entre los cuales destaca el del Colegio Americano de Cardiología, descubrieron que los llamados fitoestrógenos dan a la mujer muchos beneficios similares a los que produce la terapia de sustitución hormonal, sin incrementar los riesgos de cáncer de seno o de útero; además de auxiliar en los síntomas de la menopausia, los fitoestrógenos pueden ayudar a prevenir el cáncer de seno, enfermedades del corazón y la osteoporosis. Estos fitoestrógenos naturales se encuentran en los frijoles de soya.

Hormone Replacement es un suplemento nutricional formulado para ayudar y prevenir los problemas que ocasionan el desbalance hormonal.

domingo, 27 de octubre de 2013

El poder mágico del sueño


Los estudios indican que el descanso correcto provee salud al cuerpo prolongando muchos mas años de vida. El sueño repara los órganos corporales gracias a que, mientras se duerme, el organismo libera infinidad de hormonas que mejoran su estado general. El descanso beneficia el cuerpo completamente, por eso se debe mantener siempre un buen ritmo de descanso.

Cuando se tiene un buen descanso durante la noche, la piel amanece con un brillo único debido a que el cuerpo ha eliminado desechos y se ha recuperado del estrés diario. Lucir esbelto es posible, basta con llevar un régimen alimenticio sano acompañado de un adecuado descanso, evitando así, problemas como la obesidad. El ser humano quema menos grasa mientras duerme, sin embargo se ha descubierto que las personas que duermen menos de cuatro horas diarias son 37% más propensas a la obesidad, esto debido a las hormonas del apetito que actúan mientras se está despierto. Cuando se duerme el tiempo necesario, se logra poner en equilibrio los niveles de insulina y se puede elegir alimentos mas nutritivos y calóricos.



Cuando permitimos que la máquina del cuerpo funcione y descanse perfectamente, sin importar cuán difícil hayan sido las actividades diarias, la vida recobra otra dimensión, lo insignificante toma valor, los obstáculos se vuelven fáciles de superar y los problemas se convierten en oportunidades. 




El sueño es de gran beneficio para tu vida, es indispensable para tu salud. Dormir no es perder el tiempo. Ese periodo sin trabajo aparente es el que tu cuerpo necesita para restaurar la energía y recuperar la salud. 


Powered by Mundo Natural

Powered by MundoNatural

Powered by MundoNatural